Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Concejos de Asturias
Piloña
ENLACES
Publicidad

Descripción

El concejo de Piloña se encuentra situado en la zona centroriental de Asturias. Limita al norte con Villaviciosa y Colunga, al este con Parres, al oeste con Nava y Cabranes y al sur con los concejos de Ponga, Caso y Sobrescobio.

Tiene una extensión de 283, 89 Km2.

Su territorio está configurado por un valle fluvial que lo recorre de oeste a este y por dos grupos de cadenas montañosas, al norte la Sierra Sueve y el alto La Llama, y al sur los Cordales de Ques, Sellón, Bedular, Aves, Pesquerín y Giblaniella.

Este concejo es el más occidental del Oriente de Asturias y el más próximo a la zona central de la región.

La capital del concejo

La capital del concejo es Infiesto, situado a orillas del río Piloña, es la capital del concejo.

Es el núcleo más poblado del territorio, aunque en los últimos años ha sufrido un descenso poblacional debido a la emigración.

Pueblos

El Concejo de Piloña está formado por 24 parroquias: Anayo, L'Arteosa, Belonciu, Borines/Boriñes, Cerecea, Coya, Espinaréu, Lludeña, La Marea, Santana de Maza, Miyares, Los Montes, Pintueles, Ques, Infiesto/L'Infiestu, San Xuan de Berbío, San Román, Sellón, Sebares, Sorribes, El Tozu, Valle, Vallobal y Villamayor.

Otros núcleos relevantes son Sevares y Villamayor, en las fértiles vegas fluviales de la depresión central; Sorribes, La Goleta, Cereceda, Miyares, Vallobal y Borines en las faldas del Sueve; Pintueles, Anayo, Lodeña y Coya al noroeste; y Cardes, Ques, Beloncio, Óvana, Lozana, Riofabar y Espinaredo entre los pliegues de las abruptas sierras suroccidentales.

Escudo

Representa en campo de azur un caballero armado de punta en blanco seguido de un escudero, ambos a lomos de caballos vadeando el río Piloña.

La enseña piloñesa incorpora el mote o divisa en oro: ”ADELANTE MI ESCUDERO QUE MI CABALLO PIE HALLA”. Estas palabras rememoran el paso del río Piloña por el rey don Pelayo, cuando éste se dirigía hacia la batalla del año 721.

Durante la Monarquía asturiana, el valle piloñes es paso obligado entre la zona central y los valles orientales de la región. La crónica que narra la marcha de Pelayo desde Gijón a Covadonga para iniciar la reconquista deja constancia de la escena que recoge el escudo de Piloña.

Comunicaciones

La carretera N-634 recorre el concejo de Oeste a Este y lo comunica con los principales núcleos de población del Principado.

Entre las principales carreteras comarcales podemos destacar las que comunican Infiesto con Villaviciosa y Cabranes (AS-255), con Campo de Caso (AS-254) y con Colunga (AS-258); la que comunica Villamayor con Colunga (AS-259); y la que comunica Sebares con Ponga. (AS-339)

Para llegar por carretera

Desde el aeropuerto o Avilés, desde la A-8 tomamos la autopista A-66 en dirección a Oviedo y antes de llegar a Oviedo tomamos la A-64 en dirección a Santander. En la salida 14 accedemos a la N-634 hacia Lieres/Nava/Infiesto.

Desde Oviedo tomamos la A-64 en dirección a Santander. En la salida 14 accedemos a la N-634 hacia Lieres/Nava/Infiesto.

Desde Gijón tomamos la AS-I en dirección Langreo/Mieres. Tomamos la salida de la A-64 en dirección Santander y en la salida 14 accedemos a la N-634 hacia Lieres/Nava/Infiesto.

Desde Santander tomamos la salida de la A-8 en dirección a la N-634 (Arriondas) y continuamos por esa carretera hasta llegar a Piloña.

Para llegar en tren

Por tren, la Compañía de Ferrocarriles de España de Vía Estrecha (FEVE) explota la actual línea de Ferrocarril que sirve al concejo de Piloña.

Desde Gijón tomamos la línea de RENFE Gijón-Laviana y hacemos transbordo en El Berrón para enlazar con la línea que viene desde Oviedo hasta Infiesto.

RENFE-FEVE: Varios servicios diarios. Consultar horarios y trayectos en http://www.renfe.com/viajeros/feve/index.html

Para llegar en autobús

Por autobús circulan dos líneas regulares de viajeros hacia Oviedo, y hacia Ribadesella, Llanes y Cangas de Onís.

Consultar horarios y trayectos en www.alsa.es o en el 902 42 22 42.

Relieve

El Territorio de Piloña es montañoso con pequeños valles penetrantes y estrechos, y varias montañas con mucha pendiente pero altitudes no muy pronunciadas. La mayor parte del terreno está sumida en una depresión de edad terciaria en dirección este-oeste y recorrida por el río Piloña. Gracias a los estudios geológicos en la región se vio que diferentes fajas provenientes de Caso formaban una curva semielíptica en el concejo, viendo como en la zona centro predominaba la arenisca gris, así como caliza y otros elementos. Son conocidos buenos bancos de carbón en La Marea, habiendo otros menores en Sotiello y Borines. Hay fajas de pizarra en la sierra de Quess y la sierra de Cayón.

Topográficamente hablando podemos afirmar que Piloña se encuentra envuelta por un conjunto de cordilleras, montañas, picos, etc., estando su cota mínima en Infiesto con 150 metros y su máxima elevación en el Pico Vízcares con 1.419 metros. Por el norte destacamos la cordillera del Sueve y que abarca los concejos de Colunga, Caravia y Parres además de éste. También tenemos al noroeste el cordal Piloña-Cabranes-Villaviciosa con el monte del Otro como mayor altura (653 metros). En la zona central destacamos la sierra de Grandasllanas con el cerro del Rosellón como accidente más destacado (1.125 metros), la sierra de Quess y la sierra del Pino. Un poco más abajo está la sierra de Bedular con el pico de la Peña Ñiaño con 1.075 metros, la sierra de Priede, la sierra de Pesquerín y la sierra de la Frecha. Y en la parte limítrofe meridional tenemos la sierra de Sellón, la sierra de Tameces y la sierra de Aves, donde se encuentra el pico Vízcares.

Las cumbres más altas en su parte del Sueve son La Múa (1003 m), Maladín (976 m) y Oviñes (874 m); y en el resto del accidentado territorio, las de Vizcares (1420 m), Maoño (1418 m), Cerro Rosellón (1125 m), Conio (1625 m) y Canto del Águila (1267 m).

Hidrografía

Los ríos principales son el Piloña, que le da nombre al municipio y desagua en el Sella, en Arriondas; y sus afluentes los ríos de La Marea o Mon, que nace en Caso, Espinaredo o Nueva, Color y Tendi, que corren de sur a norte, y el Borines, que baja de los manantiales de las faldas del Sueve.

De su red hidrográfica destacamos el río Piloña, también llamado río grande que nace en el concejo de Nava, en la localidad de Ceceda, de la unión de los ríos Viao por la izquierda y Pra o Fuensanta por la derecha, a una altitud de unos 200 m.

Su curso tiene una longitud de 57,8 Km. y sigue una dirección Oeste-Este a través de la Depresión Longitudinal, la misma depresión que el río Guéña pero en sentido contrario.

A su paso por Piloña el río recoge aguas de diferentes ríos, riegas, y arroyos que echan sus aguas en él. Son de destacar el río Mon, el río de la Cueva, el Espinadero, el Valle, la riega de Corujedo, la riega la Mina, el arroyo de carocea, la riega seca y el río Borines, el cual tiene en su nacimiento la fuente de las famosas aguas minero-medicinales.

Clima

El clima de la zona es oceánico, templado, húmedo, y lluvioso, aunque sufre pequeñas variaciones por la ordenación del terreno y su diferente orientación y altitud.

La atmósfera se encuentra muchas veces saturada de vapor acuso, ayudando a este fenómeno los frecuentes vientos del norte y noroeste que sacuden la región. La temperatura media anual es de 12º C.

Flora

La vegetación es muy variada y exuberante, predominando los bosques de hayas robles, castaños, avellanos, pinos y eucaliptos habiendo también cultivos de nogales y manzanos.

Fauna

La fauna principal está representada sobre todo en la trucha y el salmón en su red hidrográfica, y por los Asturcones en las montañas, caballo éste autóctono que cada vez está en mayor regresión.

Fiestas

Entre sus fiestas destacaremos. En el mes de abril, es la Feria anual de primavera en Infiesto. En el mes de junio, las Fiestas del Corpus en Villamayor. En el mes de agosto, son las fiestas de San Antonio en Infiesto, San Pedro en Sevares y la Feria del Asturcón en el Sueve. En mes de septiembre, Nuestra Señora de la Cueva en Quess y las Fiestas del Cristo en Coya, En el mes de octubre, es el Festival de la avellana y fiestas de Santa Teresa de Jesús en la localidad de Infiesto.

En todas las fiestas que se realizan en el concejo, es habitual el uso de los trajes regionales, bailándose jotas locales, giraldillas y el fandango de Piloña. En las celebraciones religiosas es habitual el uso de la toca de paño ribeteada con cinta de terciopelo.

Historia

El territorio que ocupa el actual concejo de Piloña fue habilitado por el hombre desde los tiempos paleolíticos.

Los diversos restos arqueológicos encontrados en las cuevas piloñesas de Aviao, en Espinaredo y la de Sidrón en el Cantu Llanderu, demuestran que el territorio que hoy ocupa el concejo, fue habitado desde tiempos prehistóricos.

Los vestigios megalíticos se extienden por toda su geografía, poniendo de manifiesto una intensa ocupación como lo demuestran los diferentes estudios arqueológicos realizados.

Los Castros, pertenecientes a la Edad de Hierro, cuyo objeto era facilitar la defensa de su enclave, también están presentes en nuestro concejo; sirvan como ejemplo el castro de Argandenes, el de la Forca en Lodeña, el Cierrón en Castiello, el del Picu Viyao y el de la Coroña de Castru, situado entre nuestro concejo y los de Nava y Cabranes.

De la época romana destacamos la diadema de Moñes, considerada como una de las muestras de orfebrería más importantes de Asturias, así como las estelas de Borines y Villamayor.

La Batalla de Covadonga abre una nueva página de nuestra historia. De esta época subsiste, reflejada en nuestro escudo, una antigua tradición: Pelayo acompañado por un único escudero y perseguido por los moros, cruzó el río por Pialla, pero su escudero al llevar el río mucha agua no se atrevió, así fue que el rey Pelayo lo animaba con estas palabras: "Adelante mi escudero, que mi caballo pie halla".

Aunque no se corresponden exactamente con los actuales, es en el siglo XII cuando empiezan a aparecer en documentos oficiales los límites del concejo; esto sucede así dado que muchos pueblos como Sorribas, Miyares, La Bárcena, Cardes y Lodeña, pertenecían a diversos Cotos o Señoríos independientes.

Con el paso del tiempo, la división territorial ha sufrido diversos cambios hasta llegar a la demarcación actual, que consta de 24 parroquias.

Para visitar

Referente al arte prehistórico hay que destacar varias cuevas en las que se encontraron vestigios de importancia siendo la más importante la del Sidrón, la cual posee diversas pinturas de vulvas como en las demás cuevas asturianas de la misma época.

Dentro de la arquitectura religiosa hay que destacar varios edificios religiosos de gran interés. La iglesia de San Juan de Berbio, actualmente en ruinas, formaba parte de un monasterio y posee restos románicos, aunque la mayoría pertenece a al reconstrucción realizada en el siglo XVIII. La estructura actual nos presenta una sola nave, con cabecera cuadrada y rodeada por un pórtico.

De reminiscencias románicas también puede señalarse la iglesia de Santa María de Villamayor, que forma parte del monasterio de las benedictinas, y el cual posee una historia especial al ser suprimido por el obispo Gutierre de Toledo a causa del no cumplimiento de algunas reglas monásticas. Es una construcción de una alta calidad, tanto por los materiales utilizados como por la decoración empleada. Los restos originales conservados son el ábside y la portada sur.

Otro edificio medieval es la Iglesia de San Pedro de Beloncio, con elementos tardorrománicos como la portada lateral, formada con un arco de medio punto con decoración basándose en bolas cistercienses y tornapolvos con capiteles de tosca decoración.

Cerca del valle de Quess encontramos el santuario de La Virgen de la Cueva, a orilla del río de La Marea, siendo objeto de devoción desde el siglo XVI. Fue en 1936 depósito y fabricación de pólvora y reformada completamente en 1983 dotándola de un aspecto muy poco semejante a su aspecto original. Por último señalaremos la iglesia parroquial de San Antonio de estilo ecléctico y ciertos toques modernistas.

Respecto a la arquitectura popular, Piloña se caracteriza por la abundancia de casonas y caseríos. Destacamos la casa y la torre de la familia Villa en Miyares edificada a finales del XVI y principio del XVII. A la forma original de la torre se le van añadiendo nuevos cuerpos a su alrededor. Presenta un perfil almenado de estilo historicista.

También hay que mencionar el Palacio de Sorribes, fundado en el siglo XVIII, es un edificio de dos pisos y presenta una fachada con un gran desarrollo horizontal, estando ordenados los vanos siendo el central un balcón con voladizo.

En la Goleta se halla el Palacio de Cutre, con escudo de los Oviedo-Portal en la torre y capilla independiente frente al palacio. En Infiesto se halla el palacio del Marquesado de Vistalegre, del siglo XVIII y que cuenta con la capilla de Santa Teresa de 1666.

De tiempos más actuales destacamos el edificio del Ayuntamiento (1882), de estilo neoclásico y que presenta un patio central cubierto de hierro y cristal, teniendo una gran escalera que da acceso al segundo piso. Otra edificación moderna son las escuelas municipales, edificadas en 1910, estructurado en una sola nave con forma de “T”.

El balneario de Borines y diversas casas indianas, como las de la Casona de Sotiello en Sevares o la Casona de La Estrada, configuran el resto de construcciones importantes del municipio.

Las casonas

La mayor parte de las casas de interés del Concejo de Piloña podemos incluirlas en dos grupos claramente diferenciados: las pertenecientes a las distintas familias nobiliarias del concejo, muchas de las cuales se remontan a la época medieval, y las edificaciones levantadas a principios del siglo XX por los emigrantes retornados de América y encuadradas dentro de la corriente artística conocida como "Arquitectura Indiana".

Entre las primeras, destacamos la del linaje de los Lodeña, con torre y solar en aquella localidad. El Torreón de Lludeña está considerado como una de las torres más robustas de Asturias. La casa familiar de los Lodeña, próxima a la torre, es probablemente de los s. XV o XVI. El Palacio de los Villa (Torre de Miyares), de finales del s. XVI, principios del XVII, cuenta también con una torre conocida como Torre del Omedal. El Palacio de Cutre (La Goleta, en la parroquia de Miyares) de la que también es visible la torre antigua desprovista de almenas para adaptarse a la altura del conjunto. El Palacio de Sorribes, uno de los más relevantes del concejo, perteneciente históricamente a la familia Caso, fue levantado a finales del s. XVIII. En Villamayor se encuentra el Palacio de Las Huelgas perteneciente a los Argüelles-Meres y construida en el s. XVIII. El Palacio de Rubianes, en Rubianes (Cerecea), perteneciente al Marqués de Vista Alegre, título otorgado en la segunda mitad del s. XVIII. En Coya se localiza otra casa de antiguo linaje, la Casa de los Barredo-Piloña, con la parte más antigua de la construcción probablemente del s.XVI.

Durante el s. XIX numerosos nativos del concejo emigraron a América en busca de una vida más digna, los llamados indianos. Algunos, a su regreso a la región, mostraron su poder económico construyendo interesantes casas y equipamientos que hoy se reparten en desigual estado de conservación por todo el concejo.

En Villamayor y en Sebares se puede apreciar una buena muestra de esta arquitectura, como el Palacio de Sotiellu, entre ambas localidades, la Casa de los Álvarez-Nava  o Villa Joaquina, en Villamayor, de tendencia montañesa y actualmente convertida en hotel.

Webcam en Piloña

El tiempo en Piloña

Fuentes

http://www.aemet.es
http://www.asturias.es
http://www.facc.info
http://webcamsdeasturias.com/