Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Concejos de Asturias
Somiedo
ENLACES
Publicidad
Otros enlaces

Descripción

Concejo montañoso situado en la zona sur-occidental de la región en el límite con la provincia de León por su parte meridional, y que está encuadrado todo ello dentro del parque natural homónimo. Limita al norte con Belmonte de Miranda, al este con Teverga, al oeste con los concejos de Tineo y Cangas de Narcea y al sur como ya comentamos anteriormente con León, donde actúa de límite la cordillera cantábrica. Es uno de los concejos con mayor extensión de Asturias, con 291,4 km2.

Capital

La capital de Somiedo es la localidad de la Pola de Somiedo, a donde se trasladó la capitalidad desde Agüera de Belmonte, donde estaba inicialmente establecida a raíz de la otorgación de la carta puebla en 1269.

Está encuadrada dentro del parque natural homónimo, declarado en 1988 y que supuso un cambio en la vida social y económica del municipio, teniendo cada vez más importancia el sector de los servicios gracias al turismo, que hace del concejo parada obligada para poder disfrutar de la belleza de la naturaleza.

Escudo

El escudo del concejo está cuartelado.

El 1º cuarto representa a una doncella con una corona de oro y que porta un distintivo en el pecho que nos muestra tres flores de lis. Esta representación guarda relación con la familia de Flórez

El 2º cuarto nos muestra una banda de oro engolada en boca de dragantes, acompañado de tres armiños. Todo ello representa a otra de las familias poderosas de Somiedo, la Omaña.

En el cuarto   vemos cinco bustos de mujeres y portando en sus manos una concha fijado sobre el pecho; Orlado con dos serpientes anudadas por las cabezas y las colas. Este cuarto tiene que ver con la familia de los Miranda, que también tuvieron su parte de poder en el territorio.

En el 4º cuarto representa una banda de azur ribeteada de gules que atraviesa el cuarto diagonalmente de izquierda a derecha. De la parte superior sale un brazo en cuya mano aparece un báculo, flanqueado por dos flores de lis. En su parte inferior observamos una cruz de Santiago y una mitra. Este último cuarto representa al monasterio de Gúa.

Al timbre corona del Príncipe de Asturias.

Estas armas carecen de sanción legal, siendo tomadas de la representación que inventaron para el concejo los historiadores Bellmunt y Canella, en la realización de su obra "Asturias" y en el que cogieron para su realización los acontecimientos más destacados del municipio de Somiedo.

Accesos

Todas sus comunicaciones se articulan en torno a la comarcal AS-227, que atraviesa el concejo de norte a sur, llegando hasta la vecina provincia de León por el Puerto de Somiedo.

Medio natural

Desde el punto de vista geológico el territorio está enclavado en una unidad conocida como el Manto de Somiedo, en la cual está representada toda la serie estratigráfica paleozoica Asturiana, desde pizarras, areniscas, cuarcitas hasta las calizas. La desigualdad litológica origina una competencia distinta que determina un relieve diferencial que ha modificado la actual red hidrográfica que se abre camino entre los niveles duros cavando varios desfiladeros a lo largo de su curso.

La topografía es una de la más accidentadas de todo el Principado de Asturias, teniendo alturas importantes, sucediéndose frecuentemente a lo largo de la superficie, las elevaciones y las depresiones. Las sierras arrancan de la cordillera cantábrica en dirección sur-norte. De esta sierra destacan los picos del Cornón con 2.194 metros y la Peña Orniz con 2.190 metros. En la parte oeste del concejo en el límite con Tineo y Cangas de Narcea se encuentra en dirección norte la sierra de la Serrantina, que continua con la sierra de la Cabra. Paralela a La Serrantina vemos la sierra de Perlunes unida por el sur con el Páramo. Más al este del cordal del Perlunes distinguimos Peñavera, Peña de Valdepuerco, Brañeta y Palomar. En una zona más oriental y más al centro encontramos Peñalba, Condiellas y Llampaza. En el límite con Teverga tenemos los cordales de La Mesa y Cueiro. En la parte suroriental están Bobia, Tarambico y Camayor y ya en la parte septentrional encontramos la sierra de la Buestariega. Toda esta sucesión de cordales delimitan los inmensos valles del municipio y que son estos: El valle de Somiedo, el Valle del Pigüeña, el Valle del Lago, Saliencia y Las Morteras.

El sistema hidrográfico de Somiedo lo representan los ríos que dan lugar al nombre de los Valles, teniendo la particularidad de que una parte del terreno que drenan, va a verter sus aguas a través del arroyo del puerto, al océano atlántico. Los ríos Saliencia, Las Morteras y del Valle, nacen en la parte norte de la cordillera cantábrica y ceden sus aguas al río Somiedo que a su vez las fluye en el Pigüeña.

Casi la totalidad de la red hidrográfica de Somiedo es aprovechada para su transformación en energía eléctrica en las centrales de la Riera, La Malva y Miranda. Por otra parte hay que destacar que el modelado glaciar de las áreas a mayor altitud del Parque ha dado lugar a frecuentes cubetas de excavación que albergan lagos, lagunas o turberas, mostrándonos paisajes naturales de una gran belleza.

Clima

Respecto a su clima, hay que destacar que éste es oceánico, con abundancia de nieblas, humedad y lluvias. La elevada altitud media del concejo le concede algunas características de continentalidad, pudiendo afirmarse que se encuentra en una zona de transición entre el clima templado de Asturias y el continental de la meseta. Elemento importante de Somiedo es la permanencia de las nieves durante gran parte de la estación invernal.

Flora

Su vegetación es una de la más ricas de todo el principado, mostrándose bosques de hayas, que se dan en las zonas umbrías de las laderas y entre las que se encuentran incluidas especies protegidas como el acebo y el tejo. También podemos ver manchas de robles, abedulares y carrascales. En las zonas silíceas menos lluviosas observamos los rebollares y en los aluviales de las vegas las alisedas. Además de todas estas especies de árboles es frecuente la aparición de matorral en las partes más altas de las montañas, donde no hay lugar para vida vegetal más rica.

Fauna

También su fauna es una de las mayores de todo el Principado de Asturias teniendo todo el parque una de las más grandes reservas de osos pardos, últimamente cada vez más escasos. Otras especies que habitan en el suelo de Somiedo son los urogallos, venados, jabalís, rebecos, corzos, lobos, liebres, nutrias y aves como el alimoche, el halcón peregrino y el águila real.

La verrea de los venados es un espectáculo inenarrable.

Historia

Los primeros vestigios históricos hallados en suelo de Somiedo se corresponden con la etapa de la edad del bronce, aunque se cree que ya en tiempos neolíticos el territorio fue colonizado. Fueron hallados varios asentamientos castreños en las proximidades de Trascastro y de la Pola, que se piensa fueron edificados por civilizaciones prerrománicas. Se ha encontrado en Gua y Coto de la Buena varios denarios ibéricos que datan del siglo I antes de Cristo.

Del paso de la romanización por el concejo quedan diversos topónimos, así como restos de calzadas y fortalezas estratégicamente situadas para su posición defensiva. Dentro de éstas tenemos el castro de Remonguila en las proximidades de La Riera, el castillo de Alba cerca de la Pola, o la fortaleza de Saliencia. Gracias al pueblo romano se mejoró y definió el antiguo trazado del paso a la meseta por el camín de La Mesa, de gran importancia posterior, tanto con la invasión musulmana como por la expansión del reino asturiano.

Durante la baja edad media cobra importancia el monasterio de Gua, perteneciente a la orden Cisterciense. Fue fundado por el rey Fernando II y su mujer Doña Urraca, que otorgaron más tarde a dicho monasterio el coto de Gua. Otras donaciones efectuadas a la iglesia Ovetense fueron el monasterio de Santa María de Lapedo, la iglesia de San Miguel de La Llera, el monasterio de Villanueva de Carzana o el de San Andrés de Cogega en Veigas.

En la media y alta edad media el concejo estuvo marcado por la gran influencia que el monasterio de Belmonte ejerció sobre él. Esta situación duró hasta que el monarca Alfonso X en su afán repoblatorio, concede la carta puebla al municipio, estableciéndose inicialmente en la Agüera de Belmonte, donde permanecería durante un tiempo hasta que se trasladó al actual emplazamiento de la Pola. En 1277 varias pueblas del occidente Astur, entre las que se encuentra Somiedo, se reúnen en La Espina y firman la carta de Hermandad que garantizará el orden en la zona. Durante el siglo XV el linaje de Quiñónez ejerció un poder sobre todas las tierras hasta que los Reyes Católicos en 1496 eliminaron todos sus privilegios para incorporar el concejo al realengo. A pesar de esto, en el siglo XVI los linajes Miranda, Flórez y Omaña ostentaron cierto poder en el concejo.

A lo largo de toda la edad media y la moderna Somiedo sufrió las disputas entre monasterios, familias, campesinado y población vaqueira por el control de la tierra, situación que acaba con la supresión en 1827 del régimen señorial, integrándose los cotos de Clavillas y Valcárcel, Gua y Caunedo y Aguino y Perlunes al territorio de Somiedo.

En la guerra de la Independencia Somiedo acogió en 1810, la retirada de las tropas defensoras asturianas que huían por culpa del avance del ejército francés dirigido por el general Bonet.

En las guerras Carlistas también se producen incursiones de tropas en el concejo.

Ya en 1934 y en tiempos de la revolución el ejército se amotina durante un año en Somiedo, lugar estratégico entre los focos de Laciana y Grado. Al comenzar la Guerra Civil, el frente se estabiliza en El Puerto, hasta el día 25 de Octubre de 1.937, en que las tropas republicanas inician su retirada hacia Oviedo.

Patrimonio

Mucha de la riqueza artística diseminada por el concejo, ha sido perdida durante el paso de los tiempos, por culpa de robos, abandonos, incendios y destrucciones. Dentro la arquitectura religiosa que todavía se conserva en Somiedo tenemos la iglesia de San Pedro de La Riera , edificada en el siglo XVIII, con nave estructurada en forma de cruz latina, con bóveda de cañón rematada por una torre campanario a los pies de ella.

También se conserva en La Pola la iglesia parroquial de San Pedro , también del XVIII y que emplea sillar a la fachada y espadaña lo que le da un toque de mayor calidad. Se puede observa también como conserva un escudo de armas de los Flórez-Estrada.

En la localidad de Endiga encontramos la iglesia de San Salvador, fundada en el siglo XVII y que alberga en su interior unos retablos barrocos de gran importancia. Una de las construcciones más interesante es la iglesia de Santa María de Gúa , por estar erigida sobre restos del monasterio medieval de igual nombre, ocupado por monjas bernardas.

Dentro de su arquitectura civil y popular es frecuente ver por el concejo diversos palacios y casonas como el palacio de Flórez de Estrada , localizado en las proximidades de la Pola que fue construido a partir de una torre cúbica de fines del XVI o principios del XVII. En la capilla, agregada en el s. XIX, pórtico y arco de medio punto sobre la puerta de acceso. Parte de este cercado edificio está destinado a Casa de Aldea.

En Caunedo encontramos el palacio de Caunedo , construido sobre un edificio del s. XV, y que sufrió cambios posteriores. También hay que destacar en Villarín el palacio del conde de Torata de finales del XIX, que cuenta con una profusión de vanos para buscar luminosidad, ligereza y elevación. Otro palacio lo encontramos en Las Morteras, en donde encontramos el hoy abandonado palacio renacentista del matrimonio formado por María Meléndez y Diego Flórez Valdés, que nos muestra una gran calidad de su construcción en piedra. Otras construcciones importantes a parte de los palacios o casonas son las ruinas del castillo de Alba cerca de Pola, del que aún se conservan unos restos de un torreón circular y de muros, y también la existencia de un puente medieval situado en La Riera.

Además de todas estas construcciones, Somiedo destaca también por las construcciones de teito de escoba y por sus brañas, encontrándose en su territorio las de mayor fama de toda Asturias destacando las cabañas de teito de La Pornacal y Mumian, y los corros de falsa bóveda en Sousas y La Mesa. Finalmente hay que comentar que en la capital, se encuentra el centro de recepción e interpretación del Parque Natural, así como el museo etnográfico y que son motivo de cumplida visita.

Braña de la Pornacal

La braña La Pornacal es el mayor conjunto de cabanas de teito de Somiedo, y también el mejor conservado. La vía de acceso desde el pueblo de Villar de Vildas se hace por un camino de carros (actualmente hormigonado), y cuenta con espacios cercados de tierras de labor y prados de siega, fuentes, abrevaderos y olleras. Formada por 32 teitos o cabañas, agrupados en los barrios de La Prida, El Mediu, El Ríu y El CabuL, situados a ambos lados del río Pigüeña.

Está situada en una pequeña cumbre a 1170 m de altitud, dominando los prados de la Requexada.

Los teitos tienen planta rectangular, cubierta a dos aguas con tejas curvas y muros de piedra vista. Como es característico, el teito tiene su tejado cubierto de ramas secas de escobas o piornos, que son precisos cambiar cada 15 años; su interior está dividido entre el habitáculo para el hombre y los animales, en un pequeño llar u hogar para el hombre y un establo y tenada para los animales. Es de destacar que en esta braña el llar se ha cambiado por un cobertizo de piedra, el casetu; en otros hay adosados pequeños porches, el sombrau, donde pastor y ganado se guarecían del mal tiempo.

En la jamba de una de las cabañas existen dos rostros, buscando la protección de los antepasados.

La braña La Pornacal pertenece al pueblo de Villar de Vildas y no es una braña vaqueira.

Se accede a ella desde Villar de Vildas, situado a 12 km de Aguasmestas y a través de la ruta PR.AS-14

Fiestas

Entre sus fiestas están:

San Antonio en Valcárcel, Valle del Lago, Villarín y La Rebollada los tres últimos fines de Semana de junio.

El Carmen en La Riera, Villar de Vildas y Caunedo, el tercer fin de Semana de Agosto y de Septiembre.

Nuestra Señora en Corés y Pola, el segundo fin de semana de Septiembre.

El Rosario en Clavillas, Gúa, Santullano y Valle del Lago, el segundo fin de Semana de octubre.

Casi todos los festejos que se celebran en el concejo, tienen lugar en la época veraniega al acabar las tareas agrícolas, y en ellas se disfruta de todas las tradiciones propias del lugar, donde nunca puede faltar la gastronomía, ingrediente fundamental en todas ellas. Además en el municipio tienen lugar diversas ferias ganaderas destacando la de la raza Asturiana de los Valles.

Webcam en Somiedo

  • Cámara en Suares: Cámara instalada en El Museo Casa de les Radios, en la localidad de Suares.

El tiempo en Somiedo

Fuentes


http://www.aemet.es
http://www.asturias.es
http://www.asturnatura.com
http://www.facc.info
http://www.somiedo.es/
http://www.webcamsdeasturias.com