Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Asturias
Cultura
Índice
Publicidad
El Conventín de Valdedíos
El Conventín de Valdedíos

La cultura de Asturias está llena de tópicos quizás porque sea demasiado compleja y variada. Aspectos como la gastronomía, que aquí recogemos aparte, ilustran perfectamente esta variedad y al mismo tiempo el manierismo que nos maniata.

Una historia apasionante, llena de hechos determinantes pero casi siempre desconocidos, junto con un medio físico y una naturaleza impresionante han marcado el carácter de los asturianos permitiendo definir una cultura nítidamente asturiana que al mismo tiempo proporciona una personalidad propia a la Nación asturiana. De todo ello iremos hablando poco a poco en esta página.

Asturias posee un rico legado artístico del que destaca una arquitectura autóctona prerrománica (Arte asturiano) con monumentos como Santa María del Naranco, Santianes de Pravia y San Miguel de Lillo de estilo prerrománico ramirense (debido a Ramiro I) o San Julián de los Prados, conocida como Santullano (Oviedo) de estilo prerrománico alfonsino (debido a Alfonso II el Casto), todos ellos en Oviedo. En el concejo de Villaviciosa se encuentra la iglesia de San Salvador de Valdediós también llamada "el Conventín". En el concejo de Cabranes, destaca San Julián de Viñón.

El arte románico está muy presente ya que toda Asturias estaba cruzada por una de las rutas jacobeas, destacando el monasterio de San Pedro de Villanueva (cerca de Cangas de Onís), las iglesias de San Esteban de Aramil (Siero), San Juan de Amandi (Villaviciosa) y Santa María de Junco (Ribadesella).

El gótico no es abundante, aunque existen buenas muestras de este estilo como la Catedral de San Salvador en Oviedo.

Se encuentra más presente el barroco, por medio de la arquitectura palaciega, con ejemplos tan notables como el Palacio de Camposagrado y el de Velarde — este último sede del Museo de Bellas Artes de Asturias. De factura barroca destaca en obra civil pública el puente y portazgo (Olloniego); los miliarios, sillas o canapés presentes a lo largo de la antigua carretera a Madrid y el edificio balneario de Caldas de Priorio (Oviedo).

En cuanto a la Arquitectura Popular, el hórreo asturiano destaca por su extensión demográfica y por su evolución funcional, teniendo como característica básica su desmontabilidad, pudiendo ser fácilmente trasportado a otra ubicación por lo que se considera un mueble. La panera es la evolución de éste como consecuencia de la mejoría de las cosechas, dándose ejemplos que superan los 100 metros cuadrados de superficie cubierta. La finalidad del hórreo es la de granero y dependencia donde guardar objetos que haya que proteger de la humedad o de los roedores. Con la llegada del cultivo del maíz se los dotó de los pasillos exteriores y barandillas para el «curado» de las cosechas.

El Conventín de Valdedíos
Monasterio del coto

En esta imagen puede observarse un ejemplo de la arquitectura tradicional del Suroccidente asturiano donde la escasez de suelo apto para la agricultura provocaba la necesidad de reducir al máximo el espacio dedicado a otras actuaciones. Así, los edificios se desarrollaban en vertical como modo optimizar el escaso espacio disponible. En la planta baja se sitúa la corte (establo) y sobre ella la vivienda que así aprovechaba el calor generado por los animales. Sobre todo ello se sitúa el horru (horréo) donde se almacena la cosecha, los productos de la matanza, quesos y en definitiva lo que constituía el sustento de la familia.

Esta fotografía fue tomada en el pueblo de Monasterio del Coto, en el concejo de Cangas del Narcea, desde la carretera que lleva al tan mencionado Pozo de las Mujeres Muertas.

Considerad que estamos "EN CONSTRUCCIÓN"

Un saludo y hasta pronto