Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Asturias
Enlaces
Situación del Alcornocal de Boxo
Situación Mapa del Alcornocal de Boxo
Mapa de carreteras

Situado al lado de la capilla de Santa María de Lago, construida en el siglo XVIII sobre una anterior. Se trata de un árbol, que, como es típico en Asturias, se encuentra adosado a un costado de la iglesia. Su altura total es de 16 metros, y su tronco tiene un perímetro de 5,25 metros. El diámetro de la copa es de 9 m.

El Tejo de Lago se encuentra situado en una zona de pendiente, por lo que a primera vista se observa como su copa cónica se adapta a ésta. Su morfología reúne los caracteres típicos de los tejos ancianos, tronco arrugado, con estrías longitudinales y descamaciones rojizas. Ramas horizontales o algo derechas, con los extremos levantados. Posiblemente sustituye a otro ya desaparecido, se encuentra en una zona cuya historia nos recuerda antiguos túmulos, dólmenes, castros y explotaciones auríferas de la época romana, que dejaron un profundo rastro en la toponimia de la zona: río del Oro, Montefurado, Valledor, etc. Hoy día en esta parte de Asturias existe la llamada “Ruta del oro”, y en algunos pueblos existen todavía bateadores, que como los romanos de antaño, intentan extraer pepitas y laminillas de oro del río.

El tejo es indiferente respecto a la naturaleza mineralógica del suelo, aunque prefiere ligeramente los calizos. Vive en sitios frescos, húmedos, sombríos, generalmente laderas umbrías y barrancos, y soporta bien el frío, pero no las heladas tardías. Crece siempre de forma aislada, llegando a ser las tejeras bastante raras, aunque antaño debieron ser bastante frecuentes debido a la distribución de esta especie hoy día, y a los numerosos topónimos que dejo en el Principado, tales como La Texerina. Existe en Asturias una tejera, en la sierra del Sueve, de unas 150 hectáreas, considerada como una de las más grandes de Europa.

La longevidad del tejo es bastante conocida, y algunos escritores lo han comparado con un dios del tiempo. El ser vivo más viejo de Europa es un tejo, que está situado en la localidad escocesa de Foringall; supera los 2000 años y antiguamente había a su lado una iglesia y un monumento funerario.

Situación

Mapa del Alcornocal de Boxo
Ortofotomapa del Instituto Geográfico Nacional de España

El pueblo de Lago tiene su caserío distribuido a ambos lados de la carretera AS-14 Puente del Infierno-Grandas de Salime).

Este tejo centenario  crece junto a la pequeña iglesia románica de Lago, que dista 12 Km. de Pola de Allande, en la carretera que va en dirección a Grandas de Salime, dentro del concejo de Allande, una vez superado el Puerto del Palo.

Tradiciones

El tejo (Taxus baccata) tiene un significado mágico. Todas las partes del árbol, a excepción del arilo de las bayas, contienen un potente veneno, la taxina, y apenas hay ermita o capilla que se precie que no tenga o haya tenido en su proximidad un gran ejemplar de tejo. Los tejos, al igual que algunos otros árboles, han sido considerados árboles sagrados por antiguas culturas. Los celtas lo veneraban, lo consideraban mágico, y lo temían.

Sólo eso, ha servido para estimular la imaginación de los cronistas locales que han mencionado el papel de la taxina en primitivos aquelarres, el envenenamiento de las puntas de las flechas que los astures lanzaron sobre las tropas de Augusto y el carácter mágico del tejo para los primitivos celtas, carácter que los primeros cristianos quisieron amortiguar emplazando en los lugares sagrados de los paganos ermitas y capillas. Lo cierto es que de todo ello poco se sabe, pero aún hoy es frecuente la conjunción de pequeñas ermitas a la sombra de tejos centenarios.

La palabra latina Taxus posiblemente deriva de las griegas toxon (arco) o toxicon (veneno), ya que todo el árbol, excepto el arilo, es venenoso. Con su veneno (un brebaje de semillas generalmente), se emponzoñaban las flechas que se usaban contra las legiones romanas del emperador Augusto, e incluso algunos se suicidaron mascando sus hojas antes de rendirse tras perder en alguna batalla; Cativolco, rey de los Eburones, se suicido con zumo de tejo, para no caer en manos de Julio César (guerra de las Galias). Incluso Dioscórides dice de el que "ofende gravemente a los que a su sombra se duermen o asientan, y aun muchas veces los mata". Esta era la relación que guardaba el tejo con la muerte, era un árbol funerario, dedicado a la diosa Hécate; se dice de los tejos de los cementerios que a cada boca de un cadáver llega una raíz de tejo para alimentarse de él, y que espantan al demonio; existe además la creencia de que talar un tejo trae mala suerte, ya que su corteza, de color rojo, recuerda la sangre.

El tejo era un árbol que los pueblos celtas consideraban sagrado y bajo el cual se reunían para celebrar sus reuniones u orar a sus dioses. La Iglesia edificó iglesias cerca de estos árboles para cristianizar a estas gentes y hacer que dejaran sus ritos que eran considerados como paganos. En la actualidad estos tejos continúan junto a las iglesias, y bajo ellos se celebran fiestas y romerías. El tejo era quien presidía el cabidro o concejo abierto, que eran reuniones vecinales. El viejo dicho de "tirar los tejos" guarda relación con esto, y es que al salir de la iglesia, las mozas tiraban a los hombres que pretendían semillas o ramillas de tejo.

Los cristianos asimilaron el carácter mágico y sagrado de los tejos, por lo que en algunos casos, como en este, levantaron ante ellos altares para oficiar misa en el día del Corpus.

Importancia

Es un árbol muy estimado en jardinería por su valor ornamental y también por el valor estético de la madera ante la forma de sus vetas. Ésta es muy dura y compacta, de gran duración al ser imputrescible. El color de la albura es blanco marfil, siendo el duramen de color rojizo en el momento del corte y pardo rojizo una vez seco. Es muy estimada en ebanistería y fue utilizada en la antigüedad para la fabricación de arcos. Se usa en tornería, talla, en la elaboración de mangos de herramienta o utensilios de cocina.

Protección

Declarado Monumento Natrual por el Decreto 76/1995 al el 27 de abril de 1995 por lo que está protegido e incluido en el «Plan de ordenación de los recursos naturales de Asturias» (PORNA) y está incluido en el Paisaje protegido de las Sierras de Carondio y Valledor.

La especie, Taxus baccata, está catalogada como de interés especial.