Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Asturias
Sierras Surorientales
Índice
Publicidad

Limita al Norte con la Depresión Longitudinal, en el tramo comprendido entre Nava y Cangas de Onís, donde forma un reborde de unos 600-700 m. que desciende hasta los 200-350 de la Depresión. Su altitud aumenta progresivamente hacia el Sur, donde llega a superar los 2.100 m. Por el Oeste forma un escarpe sobre la Cuenca Central, mediante diversas sierras de 1.200 a 2.000 m. de altura, como son las de Peña Mayor, Crespón, Fuentes de Invierno, etc. El límite Sur está representado por la divisoria hidrográfica de la cordillera Cantábrica, por lo general sobre los 1.900 m. de altura, y en la que se abren puertos de montaña, como son los de Vegarada (1.560), San Isidro (1.520), collada de Acebal (1.720), collada de las Agujas (1.850), collado de las Arenas (1.820), callada de Mangayo (1.800), puerto de Tarna (1.490), puerto de Ventaniella (1.430), collado del Cordal (1.850) y puerto de la Fonfría (1.640). A partir de aquí, el límite Este abandona la divisoria y desde el pico la Mora, sigue la sierra de Farres hasta la confluencia del arroyo Roabín con el río Sera, cuyo curso continúa hasta enlazar con el Sella, que forma el límite oriental hasta Cangas de Onís, por una profunda entalladura en las calizas Carboníferas del desfiladero de Los Beyos.

Comprende parcial o totalmente los concejos de Bimenes, Nava, Piloña, Parres, Laviana, Sobrescobio, Caso, Ponga, Amieva y Aller.

Con excepción de una estrecha franja en el borde occidental del macizo de las Sierras Surorientales, prácticamente todo él se encuentra dentro del sector de Beleño-Ribadesella, de la Zona Cantábrica. Ya habíamos visto que este sector se caracterizaba porque el Carbonífero descansa directamente sobre las cuarcitas Ordovícicas, de considerable espesor, siendo muy importante y soportando una sucesión de pizarras con niveles de calizas (caliza de la Escalada) que alcanzan gran potencia. Por lo tanto, se cuenta con escasos niveles de litología apropiada para dar fuertes resaltes, que son: la cuarcita armoricana del Ordovícico inferior y la caliza de montaña del Carbonífero superior. Otros, más abundantes, tienden a ocupar zonas deprimidas: las calizas de Láncara y pizarras de Oville del Cámbrico medio-superior, la caliza de Genicera del Carbonífero inferior y el conjunto pizarroso por encima de la caliza de montaña, cuyo espesor puede superar los 1.500 metros. Debido a su pequeño espesor (30 m.) y posición entre dos niveles resistentes (cuarcita armoricana y caliza de montaña), las calizas rojas de la formación Genicera suelen casi siempre ocupar collados entre crestas agudas.

Las Sierras Surorientales se diferencian netamente de los cordales de la Cuenca Central, en que son más estrechas, agudas y sinuosas, siguiendo las litologías apropiadas durante largas distancias. Debido a que estos sedimentos han sido sometidos a plegamientos, cabalgamientos, nuevo plegamiento y formación de grandes fracturas, estas acciones dinámicas son las que determinan la orientación de las futuras sierras.

En general, se observa una red hidrográfica con gran control de la estructura, de ríos encajados en niveles blandos entre rocas duras, formando valles profundos y de paredes muy empinadas, como son los de La Marea, del Infierno, Color, Tendi, Ventaniella, etcétera.

Los relieves más acusados suelen estar formados por las cuarcitas Ordovícicas, ya sea en la parte Norte o en la Sur, aunque ya hemos dicho que la altura aumenta en esta dirección. Como ejemplos están, en el concejo de Piloña, la sierra de Bedular (941), sierra de Pesquerín (815), sierra de la Flecha (674), sierra de Ques (766), sierra del Pino (555), Cerro de Rosellón O 125), sierra de Grandesllanes (842) y sierra de Aves (1.420), esta última modelada también en caliza de montaña. En Parres, La Carriaza (434) y la Cogolla (836). En Laviana, la sierra de Corgallones (1.071). En Caso, los montes del Infierno (1.416), la sierra de Corteguero (1.884), sierra de Braña Piñueli (1.686), Visu la Grande (1.709) y Abedular (1.813). En Aller, La Pandiella (1.290), Praera (1.630), pico Foracada (1.848), Torres (2.104), sierra de las Fuentes de Invierno 0.956), alto Nogales (2.077), pico de Fuentes (2.022) y pico Toneo (2.094). Y en Amieva, sierra de Faces (847).

La caliza de montaña forma asimismo acusados relieves, aunque su espesor sea menor que el alcanzado por esta formación en las Sierras Centrales y en el Escalón Intermedio. Podemos citar en el concejo de Parres, el monte Llerandi (861), en el de Amieva la sierra de Tresiero (570), peña de Siña (1.052), en el de Laviana, Peña Mea (1.560), Peña Mayor (1.144), sierra del Crespón (1.231), en el de Sobrescobio, la peña Gamonal 0.067) y Amparallosa (1.267), en el de Ponga, monte Pelaña O 506), sierra Calera (1.165), sierra de Carangos (1.552) y Peña Ten (2.142).

El tercer nivel importante, la caliza de la Escalada, del Carbonífero superior, da lugar a elevaciones importantes, con grandes escarpes, debidos sobre todo a estar rodeados de pizarras Carboníferas fácilmente excavables. Entre los más destacados tenemos: en el concejo de Piloña, la Peña de las Cuevas (719) y sierra de Xiblaniella (1.147); en el de Parres la sierra de Braoño (1.050), en el de Caso, la sierra de Pintacanales (1.800), la peña Navarín (765), sierra de Pandemules (1.551) y Las Traviesas (1.230), y en el de Ponga la sierra de La Escalada (1.677) de donde toma su nombre, el pico del Valle del Antiguo (1.841), los altos de Ponga (1.899) y el Tiatordos (1.951).

Por último, el conjunto de pizarras con alternancias de areniscas y calizas por encima de la caliza de la Escalada, suele dar depresiones en que se asientan los núcleos urbanos y existen explotaciones agrícolas. En casos excepcionales, pueden dar cordales romos y anchos como el alto de la Trapa (1.133) en el concejo de Caso.