Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Café
La Cafetera Francesa, de pistón o prensa francesa
ÍNDICE DE Recetas de café
Índice alfabético
Recetas por grupos
ÍNDICE
Publicidad

Este tipo de cafeteras permite preparar café en forma sencilla y manteniendo todos los aceites esenciales del café, haciéndolo muy suave y delicioso. Esta cafetera pese a que fue una invención italiana, fue popularizada por los franceses, de ahí su nombre. El café debe ser molido con grano grande para que no traspase el filtro.

La prensa francesa tiene una forma exterior muy similar a la de un pistón o émbolo que se desliza sobre una superficie cilíndrica de vidrio o plástico, suele tener un asa para que pueda verterse el contenido de su interior a una taza cuando se considere listo. El émbolo tiene una especie de filtro de nylon, acero inoxidable o goma capaz de dejar pasar sólo el agua y no los posos y restos de café.

Es un sistema poco usado en los hogares, pero se trata de uno de los métodos más sencillos de preparación. Ideal para el consumo de cafés de alta gama monovarietales y proporciona un café muy aromático y bastante complejo.

Esta maquina de café es también conocida como: Prensa francesa, Cafetera de pistón, Cafetera de embolo o Cafetera francesa.

Origen

El lugar de origen e inventor de la cafetera de embolo o prensa francesa no están claros y tanto italianos como franceses dicen ser sus creadores. Lo cierto es que el origen mas probable de esta cafetera sea Francia ya que en los años 1850 esta cafetera era bastante popular en este país.

En 1929 el milanés Attilio Calimani presentó un modelo que mejorarba el sistema mediante la adición de un borde flexible de goma o un muelle helicoidal alrededor del filtro formando un sello. En 1935 Bruno Cassol recubría el muelle helicoidal con la malla del filtro dando a luz el diseño mas usual que se utiliza hoy en día

Bastantes años después, en 1929 fue patentada por Attilio Calimani un diseñador italiano de la ciudad de Milán. Attilio realizo diferentes modificaciones a su diseño a lo largo de los años con el propósito de mejorar el sistema de filtrado de los posos.

Mas tarde otro italiano llamado Faliero Bondani patento en 1958 otro diseño de la prensa francesa y este llego a ser muy popular en Francia en los años 60 hasta el punto de que prácticamente todos los hogares contaban con una. Faliero Bondanini, en lugar de muelle helicoidal empleaba unas aletas flexibles de metal contra los lados del cilindro, fue fabricado y comercializado por la firma Martin SA.

A raíz de su éxito en Francia una empresa inglesa llamada Household Articles Ltd importó la idea al Reino Unido y la comercializo bajo el nombre de "La Cafetiere" que es como se dice en francés "la cafetera" como termino genérico.

Los franceses Mayer y Delforge presentaron en 1852 el diseño de una olla metálica dotada de un filtro móvil para presionar sobre el café. El problema con estos primeros modelos es que un poco de café molido escapaba por los lados del filtro.

Diseño

Esta cafetera es de forma cilíndrica y generalmente esta fabricada en cristal y acero inoxidable. además del cilindro exterior, cuenta con un disco perforado con finos agujeros unido a un eje vertical. Este disco sirve para separar el café molido del liquido una vez que el café esta listo. Esto se consigue empujando el embolo que forman el eje y el disco perforado hacia abajo.

En algunos modelos el disco en vez de tener las perforaciones directamente realizadas sobre el mismo, cuenta con una malla de material sintético que hace las funciones de filtro.

Funcionamiento

El funcionamiento de este tipo de cafetera es muy sencillo: se deposita en el fondo agua muy caliente junto con la mezcla molida de café y se deja reposar unos minutos, dependiendo del café y de los gustos puede ir entre 5 y diez minutos aproximadamente. En este proceso inicial se ha dejado el pistón ubicado en la parte superior sobre la mezcla de café y agua y tras haber pasado el tiempo que se considera oportuno, se aprieta el pistón y el émbolo baja separando el agua con la infusión de café en la parte superior y dejando los posos o restos del café en la parte inferior.

Elaboración

  • Se calienta agua en un recipiente a parte hasta que llegue al punto de ebullición.
  • Se sube el embolo de la cafetera francesa, se abre y se deposita en el interior de la misma el café molido y el agua en una proporción de 20 gramos de café por cada 250 ml de agua.
  • El café molido tiene que ser preferiblemente de grano grueso puesto que las perforaciones del disco que suelen tener las cafeteras francesas no son tan finas como otro tipo de filtros (papel, etc.) y si se utiliza una molienda demasiado fina pasaran muchos posos al café.
  • Se cierra la tapa, y se deja reposar de 4 a 10 minutos según el tipo de café y nuestro gustos (aunque lo recomendable son 4 o 5 minutos).
  • Se presiona el embolo hacia abajo para separar el café molido del liquido y tras esperar 1 minuto mas se sirve.
  • Debido a que los posos del café y el liquido continúan en contacto a través del disco perforado, el café ira agriándose poco a poco si se mantiene en la cafetera y se puede dar por totalmente estropeado una vez transcurridos 20 minutos.

Ventajas y desventajas

Ventajas: Como principal ventaja destaca que este tipo de filtro permite que pasen un mayor porcentaje de aceites que en otras cafeteras se quedan atrapados en los filtros de papel.

Desventajas: Como desventaja estaría el que el café fabricado con este tipo de cafetera tiene una vida limitada (+- 20 minutos) si no se le cambia a otro recipiente como hemos indicado anteriormente, ya que al permanecer en contacto directo con los posos del café este se agria poco a poco.

Consejos:

  • Uso de agua mineral de mineralización débil.

  • Adaptar la cantidad de café en función de los gustos, aproximadamente una cuchara sopera por cada taza.

  • Verter el agua unos segundos después de hervida.

  • Dejar reposar la mezcla unos 3 minutos antes de prensar.

  • El punto de molida deberá ser algo más grueso que el de una cafetera expreso ó moka.