Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
·-Cócteles y bebidas combinadas-·
Equipamiento
ÍNDICE
Publicidad

Equipamiento

Como en toda actividad, el conocimiento y correcto uso de las herramientas es indispensable para todo aficionado y por supuesto para el profesional de la coctelería.

Dentro de las pocas cosas esenciales para preparar cócteles y bebidas combinadas es fundamental la coctelera que puede ser de dos tipos. La coctelera de estilo europeo consiste en un contenedor, que puede ser de metal o combinado con vidrio, con una capacidad aproximada de medio litro. Tiene una abertura arriba que permite introducir las bebidas y un pico que se usa para servir. La coctelera americana consiste de dos vasos de igual tamaño, donde se echa el líquido, para luego cerrarse por el medio. Esta es generalmente de metal, o un vaso de metal y el otro de vidrio.

Otros elementos necesarios son los medidores y las cucharas para revolver, agitadores y otros elementos de cocina como cuchillos, sacacorchos, etc. Finalmente hay cosas, una licuadora o picadores de hielo por ejemplo, que son muy útiles aunque no fundamentales.

Existen una serie de útiles que resultan ser exclusivos para la elaboración de cócteles y bebidas combinadas, como puede ser la propia coctelera, pero sin embargo otros, como el colador, cuchillos o la misma tabla para cortar, son habituales de las cocinas de cualquier hogar, por eso no es necesario realizar una gran inversión en su adquisición ni búsquedas complicadas, aunque es lógico destinar en exclusiva algunos de estos elementos en exclusiva a este fin para evitar la transmisión de sabores y olores no deseados. Ello siempre y cuando, la frecuencia de nuestra práctica de la coctelería lo haga prudentemente rentable.

Instalaciones fijas

Hay otros elementos que nunca se mencionan e incluso, en ocasiones muchas personas no se plantean, pero son absolutamente necesarias en cualquier bar, por muy de aficionado que este sea. Son las instalaciones fijas, entre ellas unos armarios donde guardar los útiles y bebidas que vayamos a utilizar y los preserven del polvo, la luz solar, las temperaturas elevadas, etc. Estos armarios deben se cómodos y accesibles, poder limpiarse fácilmente y permitir con un golpe de vista encontrar rápidamente  lo que necesitemos.

Otro elemento imprescindible es el fregadero,  amplio y accesible, con agua caliente y fría y dotado de hidromezclador, con un desagüe adecuado, construido con un material resistente e higiénico y con una superficie adosada de las mismas características para escurrir los útiles lavados. Este elemento, resulta evidente que ha de estar oculto, o cuanto menos protegido de la vista de los demás pero muy cerca de la superficie de trabajo.

Finalmente, la estrella del equipamiento fijo, la superficie de trabajo. Ha de reunir una serie de características, estable, amplia, cómoda y bien iluminada, debe situarse de modo que el usuario tenga al alcance de todo aquello que pueda necesitar sin realizar más que muy breves desplazamientos. Debe de se estar realizada en materiales higiénicos y de fácil limpieza y situarse en un local o lugar dentro del local que permita el trabajo tranquilo, tanto del aficionado como del profesional así como un fácil acceso. Por supuesto que una buena ventilación e iluminación son imprescindibles dando por supuesto la limpieza de todos los elementos. Otros elementos, necesarios son los electrodomésticos de uso habitual en el hogar, como batidora-licuadora, frigorífico, etc. que en el caso del profesional se especializan e incluso incorporan el fabricador de hielo.

Equipo mínimo

La cristalería

En la elaboración y sobre todo en la presentación de un cóctel o bebida combinada, uno de los elementos que van a jugar un factor primordial en el éxito del mismo, es la presentación en el vaso o copa adecuado. Cada cóctel, bebida combinada o batido, como cualquier otra bebida como café, cerveza, vino, sidra, whisky, coñac. ron, vodka, cava, etc., tiene su particular y específico vaso para ser consumida. No es que se trate del mejor vaso o copa, es simplemente que hace mucho más agradable beber y sobre todo que, permita aprecia en toda su plenitud, las distintas sensaciones que la bebida que tenemos ante nosotros puede llegar a desplegar.

Por eso, en todo bar que se precie, disponer de al menos una determinada variedad de vasos y copas es imprescindible. Es cierto, que en el caso de los aficionados eso puede parecer que supone  un gasto importante pero tampoco es así puesto que no es necesario adquirir más que unas pocas unidades, las estrictamente necesarias para nuestro disfrute particular. Eso si, de la necesidad siempre se ha hecho virtud.

Vasos y copas que no deben faltar