Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
·-Cócteles y bebidas combinadas-·
Elaboración de cócteles y bebidas combinadas

Elaboración de cócteles y bebidas combinadas

Preparar un cóctel adecuadamente no siempre es una tarea fácil. Existen una verdadera infinidad de combinaciones y sabores con los cuales elaborar un buen trago. Para preparar una buena bebida es necesario cuidar todos los detalles y variables, teniendo en cuenta que sabores se pueden combinar y cuales no, así como también cómo decorar la copa para obtener un resultado saisfactorio.

El sabor de coctel no es solo la combinación de bebidas, la temperatura, la cantidad de agua que aporta el hielo, etc., a todo eso y la calidad de las botellas hay que sumarle, el momento, el lugar y el oficio de quien hace de elaborar cócteles y bebidas combinadas todo un arte destinado a hacer agradable un momento de la vida de los demás. De ello se encarga la coctelería.

La elaboración de cócteles y bebidas combinadas necesita de unas ajustadas normas y proporciones y ello no es caprichoso si no que resulta de la precisa dosificación de los ingredientes para obtener una bebida plena y armoniosa. Un exceso o defecto en uno de los componentes o proceso, dará lugar a un resultado inesperado y probablemente desastroso, por eso es tan necesario seguir estrictamente las distintas formulaciones y procesos, además, las pequeñas cantidades con las que se trabaja, requieren de un ajuste mayor.

Por otro lado, es necesario disponer, además de unos conocimientos adecuados y precisos, de un equipo mínimo necesario que incluya una serie de objetos tales como cuchillos, pinzas, cucharas, coladores, cocteleras, vasos medidores y mezcladores, etc. y por supuesto, la cristalería necesaria, especialmente cuidadosa en cuanto a los vasos y copas.

Así mismo, es necesario disponer de toda una amplia gama de materias primas con las que elaborar nuestros cócteles y bebidas combinadas, con especial atención a las bebidas alcohólicas, brandy, ron, ginebra, vermut, etc. y por supuesto sin olvidarse de la angostura, las pieles de naranja y limón, el azúcar en sus diversas presentaciones, los zumos o jugos de frutas, las salsas. Y aunque no sea estrictamente necesario, algunos accesorios para adornar nunca vendrán mal para sorprender a nuestros amigos.

Coctelería

La coctelería es el estudio de la relación entre las bebidas, las frutas, las flores, las hierbas, los helados y cualquier otro ingrediente comestible que pueda ser transformado en líquido, por distintos métodos de preparación. Los procesos de preparación son:

  • Construidos (directos)
  • Efervescencia
  • Flambeado (Flambé)
  • Licuados
  • Mixeologia
  • Macerados
  • Removidos

Todo esto relacionado con el estudio socio-cultural de cada país, debido a que los ingredientes, la sociedad y su cultura cambian la forma de pensar y por consiguiente el gusto. Uno de los estudios socio-culturales en la coctelería es la diferente preferencia de bebidas entre hombres y mujeres: las mujeres prefieren los cócteles más dulces y con copas más delicadas, por este motivo prefieren los cócteles efervescentes, licuados o estilo martinis. Los hombres, por el contrario, prefieren los cócteles secos, fuertes o ácidos y en copas con formas rectas o circulares, pero no ovaladas, son amantes de los cócteles construidos y mezclados. La coincidencia de ambos se encuentra en los cócteles macerados  como el mojito, caipirina, caipirosca, etc.

Tipos de preparación

La división más clara se centra en si se sirven secos o alargados (con agua u otro líquido), de esta forma se tiene los "soft drinks" o los "long drinks". El instrumento imprescindible para su elaboración es la coctelera. La diversidad de los cócteles es muy grande y pueden, no obstante, dividirse en:

  • Directo: cuando los ingredientes se mezclan directamente en la copa, dentro de estos tenemos la subcategoría de puosse-café, que son las mezclas por capas, por ejemplo el B52.
  • Refrescado: se pone hielo en la copa y se mezclan los ingredientes en la coctelera con la ayuda de un removedor o una cuchara bailarina.
  • Batido: preparación clásica en coctelera, por ejemplo el Pink Panther.
  • Licuado: preparación en licuadora.
  • Frozzen: Son los cócteles preparados en la licuadora con hielo molido, para obtener una consistencia parecida a la de un helado, por ejemplo: daiquiri o margarita.
  • Flambeado: son las combinaciones que en su preparación se prende fuego, por ejemplo: la cucaracha.

Medidas y equivalencias

Como ya se ha mencionado, la importancia de las medidas en coctelería es fundamental. por eso es muy importante tenerlas muy en cuanta y especialmente las equivalencias que suelen emplearse para mayor comodidad y rapidez.

Es importante tener en cuenta que la variación de medidas de los diferentes ingredientes que intervienen en la elaboración de un cóctel condiciona y altera profundamente el resultado final, de ahí la importancia de la combinación exacta y de los sabores resultantes.

1 Copa  Cóctel:=>5 cl.

1 Medida de whisky:=>4 cl.

1 Copa de Licor:=>2 cl.

1 Golpe:=>1 gota.

1 Chorro:=>10 gotas.

1 Cóctel:=5 cl.

1/2 Cóctel:=2,5 cl.

1/3 Cóctel:=1,6 cl.

1/4 Cóctel:=1,25 cl.

1/5 Cóctel:=1 cl.

1/6 Cóctel:=0,8 cl.

2/3 Cóctel:=3,3 cl.

2/4 Cóctel:=2,5 cl.

2/5 Cóctel:=2 cl.

2/6 Cóctel:=1,6 cl.

3/4 Cóctel:=3,7 cl.

3/5 Cóctel:=3 cl.

3/6 Cóctel:=2,5 cl.

4/5 Cóctel:=4 cl.

4/6 Cóctel=3,3 cl.

5/6 Cóctel=4,1 cl.

Consejos prácticos

  • Los cócteles deben prepararse siempre en el momento de servirse.
  • Seguir con mucho cuidado las proporciones, hay que medir y contar las gotas, chorritos y cucharadas que se van a añadir. Siempre lo que la fórmula o receta indiquen. Ajustarse a la fórmula y a la dosificación indicada. De esta manera obtendremos sabores y colores armónicos, efectos agradables y perfumes que cumplen los propósitos del creador del cóctel, que no es otro que el de deleitar.
  • Poner los ingredientes en este orden: hielo, azúcar, huevos, leche, zumos, bebidas alcohólicas de menor a mayor contenido en alcohol.
  • Seguir con todo cuidado también las indicaciones suplementarias: el batido, el enfriado y el servicio.
  • Importante utilizar ingredientes de primera calidad.
  • Los "golpes" siempre al final.
  • Las bebidas gaseosas se ponen directamente en las copas, nunca en la coctelera ni en el vaso mezclador.
  •  Los zumos de frutas deben estar recién hechos y frescos.
  • El hielo picado o pile, también se pone directamente en las copas.
  • En la combinaciones y mezclas se han de seguir con atención las indicaciones para que, éstas dependiendo de sus densidades, se coloquen en el orden adecuado para, de esta manera, obtener el resultado deseado. Al comienzo podemos caer en el error de pensar que el orden de los factores no altera el producto y poner los ingredientes en distinto orden al especificado en la fórmula o receta. Es un gran error.
  • Colar las mezclas si llevan zumos con pepitas u otros sólidos. Hay que colar el cóctel antes de servirlo, si no dice lo contrario.
  • Se recomienda, antes de servir las bebidas frías, dejar las copas unos minutos en el freezer o congelador.
  • El batido de la coctelera es fundamental. Hay que agitar con movimientos enérgicos y uniformes.
  • Debemos remover con suavidad. Hay que saber que algunas bebidas por su gran fusión han de ser removidas con mucha suavidad.
  • Antes de hacer el cóctel en la coctelera o en el vaso mezclador debemos dejar preparada la copa en la que lo vamos a servir.
  • Utilizar siempre el modelo de copa o vaso que se propone. Debemos saber que no sólo es recipiente adecuado, sino que tiene la capacidad exacta que debe beberse de acuerdo con la graduación de los distintos elementos.
  • Cuando se usen cortezas de frutas como naranja o limón, se recomienda que éstas sean frescas para no alterar los sabores.
  • No usar el mismo hielo para hacer dos cócteles distintos. El hielo tiene que ser nuevo cada vez y su tamaño no debe superar el tamaño de una nuez; utilizar hielo hecho con agua mineral, la del grifo suele tener cloro y estropearía el cóctel.
  • Se ha de poner hielo a todo cóctel, salvo indicciones contrarias. El hielo aparte de refrescar las bebidas, suaviza el alcohol, fusiona los licores y realza el aroma.
  • No hay que enfriar en exceso el cóctel. Si es mucha la cantidad de hielo el cóctel se licua, baja su graduación y su sabor.
  • Es conveniente que la coctelera que usemos sea de plata o de acero inoxidable. También las cucharas, mezcladores y coladores. Otros metales despiden un gusto desagradable a las bebidas alcohólicas.
  • Hay que utilizar, a la hora de preparar los cócteles, el recipiente que indica cada fórmula: de metal cuando tenga que ser batido y de cristal cuando tenga que ser removido.
  • Lavar la coctelera para preparar otro cóctel después de haberla utilizado. Los restos de líquido del anterior cóctel podrían alterar el sabor.
  • Los aficionados deben saber que cada fórmula es definitiva y producto de la experiencia de su creador, por lo que hay que huir de experimentos o tentaciones de alterar la fórmula con otros ingredientes.