Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Miel
Zánganos
Índice
Publicidad

Los zánganos son las abejas machos de la colmena; se desarrollan en celdas más grandes que las obreras, de 8 milímetros de diámetro y proceden de huevos sin fecundar (partenogénesis), por lo tanto tienen la mitad de la dotación genética de la especie. Nacen a los 24 días de la puesta, la celda operculada es fácilmente reconocible ya que sobresale por ser más abultada que la de una obrera. Cuando se permite estirar panales a las obreras sin cera estampada es factible que construyan panales zanganeros, en los cuales la reina depositará huevos no fecundados que darán origen a zánganos. Es importante que el apicultor no lleve marcos con celdas zanganeras a la cámara de cría en virtud que la reproducción de estos es inversamente proporcional a la producción de miel. Las abejas mantienen naturalmente proporciones de zánganos elevadas, con respecto a la necesaria en la práctica apícola, destinada a la producción de miel.

Los zánganos, son fácilmente reconocibles por varias característica, son de mayores dimensiones que la obreras, abdomen más cuadrado, ojos grandes y contiguos semejantes a los de una mosca y su vuelo es ruidoso.

Sus ojos al ser grandes le permiten tener un amplio campo de visión; es sin duda la casta que mejor ve, ya que deben poder localizar a las reinas en el vuelo de apareamiento.

Tienen lengua muy corta lo cual les impide libar el néctar, por ello son alimentados por las obreras. No tienen corbícula en el tercer par de patas como las obreras, lo que les impide el transporte de polen o propóleo. El no poseer glándulas odoríferas les permite entrar a cualquier colmena en virtud que las abejas que vigilan las entradas les permiten el acceso.

Los zánganos no poseen aguijón, ya que el aguijón es en realidad un contenedor de huevos modificado.

Ciclo del zángano
Estadio Días
Huevo 3 días
Larva 6 1/2 días
Operculado 10 días
Pupa 14 1/2 días
Período desarrollo 24 días
Fertilidad aprox. 38 días

Los zánganos aparecen normalmente en primavera, perdurando en toda la estación reproductiva de la colonia, primavera-verano-comienzo de otoño, siempre que existan reinas sin fecundar; siendo el tiempo de vida de aproximadamente 3 meses. Si el flujo de alimento es escaso las abejas obreras expulsan a los machos, muriendo de frío o hambre fuera de la colmena. Las colmenas con reinas vírgenes los toleran hasta la fecundación de la misma.

Técnicamente son clones de la reina ya que nacen de huevos sin fecundar.

Fecundación de la reina

Ente los 12 y 24 días de su nacimiento, están maduros para el apareamiento, la aletas que sujetan el aparato genital de la reina deben estar anaranjadas, realizan a cotidiano grandes recorridos en busca de colmenas con una reina virgen. En el vuelo nupcial, el zángano más fuerte fecundará a la reina, en virtud que es el que la alcanza más fácilmente, en su vuelo vertical. Suelen tener lugares específicos donde se posan en el día a la espera de un vuelo de fecundación, y si no consiguen fecundar una reina, vagarán de una colmena en colmena. Este comportamiento los convierte en importantes transmisores de enfermedades.

La fecundación de la abeja reina, se produce en el vuelo de fecundación o vuelo nupcial, que normalmente las reinas repiten en dos, tres y hasta en cinco oportunidades. Algunas investigaciones indican que la copula se produce en pleno vuelo a una altura de hasta 15 m para caer al suelo muchas veces juntos, el zángano muere tras la cópula dado que se desprende su aparato genital de la misma manera que el aguijón de las obreras ya que este es en realidad un contenedor de huevos modificados. Las reinas copulan con hasta 15 zánganos. La reina guarda en el interior de su abdomen el esperma de los diferentes machos con que copuló.

Parece ser que la reina se aparea con muchos zánganos para mantener la diversidad genética de su colonia. Por ello,  todas las obreras son todas hijas de la misma madre pero no del mismo padre. Esto explica la razón por la que dentro de la colonia se pueden observar obreras con diferentes coloraciones.

Otras funciones de los zánganos

Sus funciones aparte de fecundar a la reina son bastante discutidas, pero se piensa que ayudan a mantener el calor en la colmena y también repartirían el néctar y consecuentemente colaborarían a la producción de la miel. El principal propósito de los zánganos es fertilizar a la nueva reina. Éstos copulan con la reina en pleno vuelo. Tras finalizar la cópula, el zángano muere. La abeja reina copula con varios zánganos en los diversos vuelos de fecundación.  Los que no lo logran, son expulsados de la colmena al final del verano donde mueren de hambre.

Producir calor

Se coloca sobre los cuadros con cría reemplazando las obreras nodrizas para producir calor y calentar la cría, liberando a las nodrizas para otras funciones.

Repartir néctar

Los zánganos realizan la trofalaxis que es la conducta de repartir alimento entre las obreras, proveyendo alimento hasta a 50 obreras. El néctar con gran porcentaje de agua, debe pasar varias veces por el buche de las obreras para llegar a ser miel, de esta forma, los zánganos contribuyen a la elaboración de la miel.