Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Licores caseros
Licor de castañas II

Ingredientes




Elaboración

Las castañas, bien sanas, se pelan dejándolas en la y piel blanca para posteriormente trocearlas en trozos menudos que se ponen junto con el aguardiente en un tarro de cristal con boca ancha y cierre hermético. Se ponen todos los trozos de castaña excepto una parte, de aproximadamente 1/4 kg que se pone en un cazo junto con el agua y se cuecen durante unos cuatro minutos. Estas castañas se pueden hervir con la piel marrón que está entre la castaña y la piel exterior dura.

Las castañas hervidas se machacan, se pueden sacar del agua con un colador, o se trituran con la batidora. Se vuelven a incorporar al agua hirviendo y se añade

el medio kilo de azúcar y se cuece removiendo cuidadosamente durante

al menos 1 minuto. El motivo por el que se cuece esta porción de castañas es para conseguir que el licor coja mayor sabor.

Transcurrido este tiempo, se añade al tarro del

aguardiente el agua hervida con las castañas molidas o machacadas y se deja macerar durante al menos 30 días. Finalmente, después de macerado se filtra con un colador de tela o filtro de maquina de café de goteo. Es aconsejable que el filtro no sea muy tupido para evitar perder la esencia de las castañas.

Dejar reposar una semana antes de consumir y conservar en lugar oscuro alejado de fuentes de calor y olores fuertes.

Este licor puede tomarse frío o del tiempo, pero siempre en pequeñas cantidades.