Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Té kukicha o té de invierno
Índice
Publicidad

Té también denominado té de tronquito por estar elaborado con los tronquitos de cosechar el té Bancha, variedad común japonesa de té verde.

Este té es de origen japonés se prepara con las ramitas y los tallos de la planta del té y agua antes de ser tostadas. Tiene un sabor sutil, pero sobre todo muy aromático, y apenas contiene teína.

En Japón, el té kukicha está asociado a las clases pobres, puesto que en sus orígenes era una bebida que los campesinos preparaban a partir de los restos del té que cosechaban para vender. Sin embargo, en occidente es una bebida muy apreciada, en gran parte por la influencia de la macrobiótica, que considera el té kukicha una de las bebidas más saludables y recomendables.

Propiedades

  • Al estar tres años en la planta son más ricos en minerales por lo que tienen un efecto remineralizante (especialmente aporta calcio) y alcalinizante.
  • Ayuda a vencer la fatiga por sus efectos alcalinizantes.
  • Es muy digestivos y diurético.
  • Algunas mujeres lo utilizan para realizar baños de asiento en caso de flujo excesivo o inflamación genital.

El kukicha tiene prácticamente 0 % teína y pueden tomarlo incluso los niños y ancianos o personas que tengan intolerancia a esta sustancia estimulante.

Preparación de una infusión de té kukicha

Tanto si tenemos hojas (Bancha) como ramitas (Kukicha) lo haremos hervir entre dos y tres minutos a fuego lento, una cucharadita de las de postre por cada taza de agua.

Lo dejaremos reposar entre 5 y 10 minutos y luego lo colaremos.

Para endulzar podemos añadir el endulzante natural que más nos guste o convenga: miel, azúcar de caña, melaza, agave, stevia, etc.

Podemos tomar de dos a tres tazas al día en el momento en que deseemos.

Nota Pese a todas estas informaciones acerca de este producto, no existen evidencias contrastadas acerca de la certeza de las mismas que estén basadas en estudios rigurosos con métodos científicos por lo que deben considerarse con la debida prudencia especialmente cuando se mencionan beneficios en la prevención e incluso curación de graves enfermedades.
ADVERTENCIA: si usted está¡ enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.