Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Cuentos, relatos y monólogos
Relatos demasiado
Publicidad

MEETING PLACE

Desde diferentes puntos del globo
en este mundo virtual
diariamente nos mezclamos.
Gente de diferentes edades
religiones culturas y razas
unidos por el idioma español
que muchos han heredado de sus ancestros
a otros se les ha sido impuesto
hace mas de 500 años.
Los de las Americas llegan temprano
los del viejo mundo mas retrasados
por la diferencia de horarios
cuando el cambio se produce
cambia notablemente el ambiente
y el uso del vocabulario.
Se terminaron los "ahorita’
de las ‘chavas’ y los ‘chavos’
ahora son los ‘tias’ y ‘tios’
que con los coñe y joer
el día han comenzado.
Llegan todos apurados
se conectan a la misma hora
muchos no pueden entrar
y quedan en otras salas esperando.
Están los buenos y los malos…
los primeros son los que clonan
discuten pelean e insultan
llenan la pantalla de icons
pero son un mal necesario
son la sal y la pimienta
de este encuentro diario
donde al igual que en la vida real
siempre de acuerdo a nuestros principios
nos vamos unos de otros distanciando
los segundos son aquellos
que saludan a todos
son amables no dicen vulgaridades
y también son necesarios
son los que mantienen el balance
e infinidades de veces se ven obligados
a actúan de árbitros
cuando el ambiente es un caos.
Hay días que nos ‘caemos’ continuamente
y contra el administrador o sistema protestamos
pero igualmente mañana a esta hora
todos volveremos a encontrarnos.
Pero eso nunca sucedió
al regresar el día siguiente
el chat de Demasiado estaba cerrado.
Había una casa enorme
que tenia muchos cuartos
no se bien a donde quedaba
porque era en el ciberespacio
Tal vez todavía existe
esta en alquiler o en venta
y nadie la ha ocupado
si alguien sabe que han hecho de ella
haga el bien de comunicármelo.
Me gustaría un día de estos
poder llegar a la puerta
y entrar como siempre sin golpear
para recorrer todos los cuartos
y buscar en los rincones si ha quedado tirada
alguna e-mail address de mis amigos
con los que he perdido contactos no encuentro ninguna
cerrare la puerta despacio
y dejare una nota que diga
" Nunca voy a olvidarlos"

Nice