Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Cuentos, relatos y monólogos
Relatos demasiado
Publicidad

ODAS DE UNA SIRENA

Una vez conoció el Amor. Latió tanto su corazón que creyó se le rompería y fue tanto lo que se asustó que huyó a refugiarse en sus azules. Pero cuando el latido menguó, ella regresó. Ahí estaba Amor, esperándola, y la miró directo a los ojos, como flechazos al alma, intensamente. Y su corazón retumbó más fuerte que antes. Pero huyó otra vez hasta que los latidos menguasen.

Por un tiempo ganó su mente manteniéndola entre azules, pero Amor era más fuerte, más misterioso y la atrajo silenciosamente. Al reencontrarse mantuvieron sus miradas unidas hasta que ya no soportaron más las vibraciones en la piel, el temblor de las extremidades, las lágrimas en los ojos, el frío y el calor ni los flechazos directos al alma y el corazón queriendo salir a golpes desde el pecho. Amor supo así que la asustaba, porque él también lo sintió. Amor no era de su mundo.

Hoy, cada ves que de él se acuerda late tan fuerte su corazón que cree se le romperá. Le duele, si, pero ya se acostumbró.

Nieves