Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Cuentos, relatos y monólogos
Relatos demasiado
Publicidad

RELATO DE KELLY27

Ella nunca imagino que pudiera volver a suceder, casi daba por perdida la guerra, sentía que jamás podría salir de aquella prisión de carne, tanto dolor le suponía desinterés... fue entonces cuando el llego, robando su entorno en la madrugada escudándose en la oscuridad con la poesía del silencio y la excitación del miedo, sintió que aquel forastero de su vida traía consigo algo importante, algo que ella aun no era capaz de adivinar. Paso esa noche y llego un día mas.. un nuevo encuentro se produjo, esta vez era ella quien se escurría bajo la luna, la música sonaba y ella no dejaba de mirarle, ella sabia que el era alguien especial, comenzó el juego... su cuerpo se acoplaba al suyo como si por mucho tiempo hubiera estudiado sus formas, sentía su cabello entre las manos suaves espirales de seda, ella no creía lo que allí pasaba y era solo el comienzo. sentía que su cuerpo se estremecía junto con el recorrido, ella quería sentir tanto pero sabia que no seria así tenia la certeza de que todo aquel dolor por lo vivido no le permitiría, como de costumbre, "dejarse llevar". De pronto todo cambio, su cuerpo respondía el presionaba sus caderas y ella no podía casi moverse, su cuerpo respondía... por primera vez en años, quizás demasiados, alguien pensaba que ella era lo mas importante y así se lo dejaba saber. Una segunda vez se liberaron las ataduras, esta la mas fuerte de todas, su cuerpo temblaba, casi se desvanecía, lloraban sus ojos, su piel se erizaba, su corazón latía como el trote de los caballos libres, sus músculos contraídos, no hubo una sola parte de su cuerpo que no estuviera en ese momento allí, sintiendo, sintiéndole, amándole, porque le amo en cuerpo y alma, ella se entrego, por completo y sin pensar quizás. Ella fue feliz y el también al menos en ese momento, al menos en ese efímero instante que solo se quedo para siempre en su recuerdo.

El desconcierto que supone lo desconocido le hace sentirse intimidada, tiene miedo y se le ve en la mirada, a pesar de que intenta desesperadamente de controlarlo y dominarlo. Si alguien pudiera ver en su interior, seguramente no se explicaría como aun sonríe. Esa sensación que a veces tiene, esa que hace que su pecho se presione y que sus lagrimas se dispongan a la puerta de sus marrones ojos.. cuan indefensa puede sentirse en ocasiones, cuan desprotegida se siente ahora. Por momentos parece que olvida, da la sensación de que nada pasa o que al menos lo que sucede no es tan grave, eso complace a otros y a ella le da unos minutos de tranquilidad y respiro. Hacia tanto tiempo que no se sentía así... finalmente ella es 1,72 de sensibilidad. En sus ratos libres, suele intentar evadirse conversando con conocidos desconocidos, durante la jornada sigue cantando y en su trayecto cotidiano admira la belleza del paisaje, le encanta la fantasía de la estética, el juego de luces naturales que el sol le regala a diario, los magníficos lugares que la ciudad donde esta le brinda cada día.. por momentos se pregunta si lo que hace es lo correcto, pero es en vano, ella no retrocede ante una decisión así y continuara pase lo que pase. Tiembla de solo pensar que el momento esta próximo y claro, la pena la invade cuando piensa que dejara atrás todo lo que hasta ahora fue su vida.

Kelly