Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Cuentos, relatos y monólogos
Relatos demasiado
Publicidad

UN LUNES BLANCO

Anoche, a la hora bruja, donde muere el ayer y nace el mañana, el oscuro manto que nos cubre se inundó de sonido y color, un momento de olvido saboreando la guinda de ese pequeño pastel que aquí llamamos verano ...

Amanece, ya es hoy, lunes ... un lunes blanco.

200 metros separan mi refugio de la realidad. Unos minutos de camino en los que empiezo a asimilar que ha pasado un día más, que queda un día menos ... pero este lunes ha sido distinto; mis pasos eran lentos, no queriendo acudir a mi cita diaria con la parada de bus y por una vez he mirado a los ojos de la gente que sólo formará parte de mi vida unos segundos. Es curioso, la tristeza acompañaba esas miradas, puede que fuese el reflejo de la mía, no lo sé ... un perro vagabundo se ha parado frente a mí, me miraba, se sentó a mi lado y me miraba: "soy libre, pero me falta algo ... ¿eres tú?". No, no soy yo ... extraña conversación silenciosa de cuatro ojos ilusionados, pero ¿con qué? ... "Hasta otra" ...

La Plaza Mayor está tranquila, el blanco de este día la ilumina ... "buenos días Museo, también te noto triste, hoy no recibirás risas de niños ni asombro de ancianos, recuerda: es lunes, un lunes blanco ..."

El blanco es un curioso color: no acoge a ninguno de sus hermanos, prefiere reflejarlos, dejarlos libres ... así me siento yo: no quiero pensar, no quiero guardar nada, pero todo lo reflejo, no hacen falta palabras, los colores no saben de ortografía.

Se busca el color negro ...

Iulieta