Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Libreta de apuntes
Cubitos de hielo
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué son los cubitos de hielo?

Los cubitos de hielo son pequeños trozos de hielo con forma aproximadamente de cubo, que se utilizan convencionalmente para enfriar bebidas. Los cubitos de hielo a menudo son preferidos antes que el hielo picado porque se derriten más lentamente.

Prácticamente todas las recetas de cócteles que se pueden encontrar en los libros o Internet contienen como ingrediente fundamental al hielo.

El hielo es tan importante en las recetas de cócteles como cualquier otro de sus ingredientes.

Apuntes históricos

La utilización del hielo, tanto como elemento de conservación como de elemento insustituible para la elaboración de diversos platos y bebidas como cócteles o helados, se remonta varios siglos atrás. En muchos lugares del área mediterránea, son habituales los pozos de nieve o hielo, lugares donde durante el inviernos se iba acumulando nieve, tanto de forma natural como almacenada intencionadamente, y luego ser utilizada durante el verano. También era habitual el aprovechamiento del hielo de glaciares y nieves perpetuas. Esta práctica era habitual en muchos lugares del mundo con diversas variantes, incluso se trasladaba hielo desde los lagos noruegos hasta el mismo Londres.

Durante la Edad Moderna y en algunos lugares, era habitual la presencia del conocido como “hombre del hielo” que trasladaba el hielo desde los pozos de hielo, lagos helados o glaciares hasta los puntos de consumo. Este comercio alcanzaba magnitudes, en ocasiones importantes, así en el año 1805 el americano F. Tudor envió 240 toneladas de hielo del río Hudson a La Habana.

Fue en los Estados Unidos de Norteamérica donde este comercio alcanzó más desarrollo y con mayor rapidez que el el resto del mundo,, llegándose a finales del siglo XIX, a comercializar más de 30 millones de toneladas al año. Al mismo tiempo, a explotación de hielo natural había desciende debido a la competencia y al desarrollo de la industria del hielo artificial.

Las primeras máquinas elaboradoras de hielo, que datan del año 1844, eran de compresión de aire y de bajo rendimiento. En 1859 el francés F. Carré desarrolla la máquina de absorción de amoniaco y en 1880 el americano Linde introduce la máquina de comprensión de CO2, lo que permite la comercialización a gran escala.

Fabricación

Muchos congeladores también vienen equipados con un preparador de cubitos de hielo, que produce automáticamente cubitos de hielo y los almacena en una cubeta a partir de la cual se pueden dispensar directamente en un vaso. Los cubitos de hielo hechos automáticamente por máquinas son generalmente más largos y delgados, ya que requieren menos fuerza para retirarlos de la bandeja y reducen de este modo la posibilidad de que el cubito se quede atascado en el distribuidor.

También existen fabricantes de máquinas de hielo, para su uso en la producción de cubitos de hielo en laboratorios y otros centros de investigación. Los cubitos también son producidos comercialmente y se vende a granel, que a pesar de su nombre, suelen ser cilíndricos, y pueden tener orificios en el centro.

Para conseguir cubitos de hielo de la máxima transparencia, el hielo es fabricado a partir de agua de manantial purificada y sometida a procesos de ósmosis inversa, lo que garantiza sus especiales cualidades organolépticas de transparencia y falta de sabores ajenos al agua pura. Posterioremente, el hielo pasa por un túnel de secado-congelación que permite que los cubitos no se peguen entre sí, permaneciendo siempre sueltos y dispuestos para su uso. El proceso de fabricación está totalmente automatizado, garantizando un absoluto nivel de higiene.

Cubitos de hielo caseros

Todos o casi todos los refrigeradores o frigoríficos domésticos disponen de un compartimento con tienen la capacidad de congelar agua y por lo tanto de fabricar cubitos de hielo. Para ello acostumbran a venir equipados con al menos un par de cubiteras de diversos tipos y tamaños, de acuerdo con el propio electrodoméstico.

En el mercado hay moldes para hacer hielos caseros de cientos de tipos y formas, algunos raros y otros extremadamente curiosos. Estos moldes suelen estar elaborados con silicona de uso alimentario.

También pueden utilizarse colorantes de uso alimentario para dar un aspecto distinto a nuestros cubitos y decorar así nuestras bebidas.

También pueden hacerse cubitos de hielo con zumos de frutas pero en este caso debemos tener ciertas precauciones con los tiempos de congelación y la precipitación y/o oxidación del zumo elegido.

Otra opción, aunque algo más elaborada, es congelar vegetales de colores llamativos, trocitos de frutas, hojas o pétalos de flores, cuidando que se queden en el interior del cubito, lo que se puede conseguir congelando en veces.

En la actualidad, cada vez es más fácil encontrar en el mercado, pequeñas máquinas elaboradoras de cubitos de hielo con destino al uso doméstico.

Tipos de cubitos

Los hay totalmente claros. En ese caso, es debido a que la máquina los forma en capas finas.

Los "nublados" tienen esa apariencia grisácea debido a que el agua que forma el cubito se congela rápidamente. Cuando el agua se enfría poco a poco (o muy cerca de su punto de congelación), gases disueltos y microscópicas burbujas tienen la oportunidad de salir del agua. Sin embargo, cuando el agua se enfría rápidamente (aún más por debajo de su punto de congelación, una situación que encuentran en la mayoría de los congeladores de origen), las pequeñas burbujas son simplemente congeladas.

Como "la ciencia avanza que es una barbaridad" ya existen cubitos de hielo que no son de hielo, son de plástico y en su interior contienen un gel que cumple la misma función que el hielo pero sin aguar la bebida. Este tipo e artilugios son reutilizables indefinidamente. Aprovechando esta propiedad, existen incluso cubitos de hielo, de plástico con luces interiores de tipo led. Se trata de unos cubos fabricados en un plástico no tóxico aprobado por la FDA de Estados Unidos, en cuyo interior hay un gel que ayuda a mantener frías las bebidas durante más tiempo. Ese gel puede congelarse alrededor de un mínimo dispositivo que se ilumina mediante la presión de un diminuto botón exterior.

Higiene

Según los estudios recientes realizados por el diario Chicago Sun-Times después de analizar unos 50 restaurantes, concluyeron en que la higiene del hielo utilizado es muy baja. A pesar de pasar por un proceso de congelación, hay más bacterias que en el agua limpia de un inodoro.

Una recomendación que debe tenerse muy en cuenta, es que el agua con el que se acostumbrar a elaborar los cubitos de hielo en los establecimientos de hostelería, procede directamente de la red pública de suministro de agua, por lo que esto debe ser tenido en cuenta cuando visitemos lugares donde el agua no ofrezca las suficientes garantías higiénico sanitarias.

Tanto si utilizamos cubiteras como cubitos plásticos reutilizables, debemos tener especial cuidado con la limpieza, no solo por la trasmisión de olores y sabores si no por cuestiones meramente higiénicas.


Documentación

http://blogs.terra.es
http://www.cubiforma.es/
ttp://www.cubitosdehielo.info/
http://www.hielosdeasturias.com/
http://www.mis-recetas.org
http://es.wikipedia.org