Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Libreta de apuntes
Intolerancia a la lactosa
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La lactosa es un disacárido formado por la unión de una glucosa y una galactosa. A la lactosa se le llama también azúcar de la leche ya que aparece en la leche de las hembras de los mamíferos en una proporción del 4-5%. La leche de camella, por ejemplo, es rica en lactosa.

La principal función de la lactosa, como la de cualquier tipo de azúcar, es aportar energía al organismo

En los humanos es necesaria la presencia de la enzima lactasa para la correcta absorción de la lactosa. Cuando el organismo no es capaz de asimilar correctamente la lactosa aparecen diversas molestias cuyo origen se denomina intolerancia a la lactosa. También es conocida como intolerancia a productos lácteos, deficiencia de disacaridasa, deficiencia de lactasa, intolerancia a la leche.

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Digestión

La digestión de la lactosa se produce en el intestino delgado. Para poder desdoblar la lactosa en una molécula de glucosa y una de galactosa se necesita la enzima lactasa. La lactasa es producida y secretada por células especializadas que recubren la luz del intestino delgado. Con niveles adecuados de lactasa, el cuerpo absorbe la glucosa, un subproducto, en el torrente sanguíneo, y la galactosa es eventualmente reducida en glucosa y absorbida posteriormente. Una producción inadecuada de lactasa, llamada intolerancia a la lactosa primaria, hace que la lactosa entre en el intestino grueso sin ser digerida, proporcionando una fuente de fermentación para las bacterias comensales. Esta fermentación produce gases y genera síntomas gastrointestinales, tales como distensión abdominal, dolor abdominal, náuseas, flatulencia y diarrea.

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa significa que no hay suficiente enzima lactasa en el intestino delgado para romper toda la lactosa consumida. La lactosa digerida parcialmente o no digerida pasará al intestino grueso y es allí que es descompuesta por las bacterias del intestino grueso, generando las sustancias de desecho Hidrógeno, Anhídrido carbónico, Metano y ácidos grasos de cadena corta que provocan todos sus síntomas: dolores, hinchazón abdominal, diarrea, etc.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa suelen aparecer entre 15 minutos y 2 horas después de haber ingerido alimentos que contengan lactosa y remiten entre 3 y 6 horas más tarde.

La gravedad de síntomas varía dependiendo de la cantidad de lactosa ingerida y de la tolerancia individual. Hay pacientes que con cantidades pequeñas de lactosa pueden presentar síntomas, mientras que otros toleran cantidades mayores.

A veces estas personas tienden a seguir una dieta sin lactosa puesto que el 70-80% de ellos responden a una dieta con ausencia de lactosa. Sin embargo, no consumir lácteos en la dieta puede llevar a insuficiencia de calcio, vitamina D, vitamina A y proteínas. Junto con una dieta sana y actividad física regular, el calcio ayuda a reducir el riesgo de osteoporosis, es esencial para la contracción de los músculos, ayuda a mantener saludable el sistema nervioso, es importante para fortalecer los huesos y los dientes, y es vital para el crecimiento de los niños.

Además, hay muchos alimentos que contienen lactosa (no sólo la leche y los derivados). Los embutidos, algunos cereales, platos precocinados, bebidas alcohólicas e incluso los medicamentos pueden contener lactosa.

Por lo tanto, tener una dieta sana y equilibrada excluyendo todos los alimentos que contienen lactosa puede resultar muy difícil. Por eso, en la farmacia existen complementos nutricionales que contienen lactasa. El consumo de lactasa en cápsulas o comprimidos puede ser un tratamiento adecuado para que las personas intolerantes a la lactosa puedan consumir productos con lactosa. Su médico le aconsejará.

Intolerancia primaria
Escandinavos 2 a 15%
Estadounidenses y canadienses blancos 6 a 22%
Centroeuropeos 9 a 23%
Hindúes 20 a 30%
Iberoamericanos no indígenas 50 a 80%
Negros 60 a 80%
Amerindios 80 a 100%
Asiáticos 95 a 100%

Parece que existe una clara relación causa-efecto con el hábito de tomar leche. Aquellos pueblos que han sido tradicionalmente ganaderos" que se han alimentado generación tras generación de la leche de los animales, presentan menos casos de intolerancia a la lactosa que otros pueblos no acostumbrados a su consumo. La mayoría de la población mundial adulta tiene déficit de lactasa, excepto la población del norte y centro de Europa.

La intolerancia a la lactosa es una alteración relativamente común, afectando principalmente a los afroamericanos, los hispanoamericanos, los indios americanos y asiático-americanos.

Ante la sospecha de ser intolerante la lactosa conviene salir de dudas y acudir a la consulta de un médico que nos hará las correspondientes pruebas diagnósticas. Una de las más frecuentes consiste en la determinación de hidrógeno en aire espirado tras una sobrecarga con lactosa. Es una prueba que se prolonga por espacio de dos horas y requiere de un protocolo concreto antes de la prueba. Existen también una serie de kits genéticos que suelen ser útiles.

Tratamiento

En los casos de la intolerancia primaria y en el de déficit congénito de lactasa, no hay cura. En el primer caso su situación está relacionada con aspectos genéticos muy vinculados a la raza o etnia del sujeto en cuestión. En el segundo caso se trata de un error en el metabolismo de los hidratos de carbono sobre el que se desconocen las causas que lo propician. Sin embargo los cuadros de intolerancia secundaria son pasajeros y habitualmente la intolerancia revierte tras haber tratado la circunstancia que la provocaba (diarrea, infecciones, quimioterapia, etc.).

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Documentación

http://blogs.20minutos.es/
http://www.lactosa.org
http://www.livestrong.com
http://www.masvaleprevenir.es/
http://es.wikipedia.org/