Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Libreta de apuntes
Lipoproteínas de muy baja densidad
ÍNDICE
La página de Bedri

¿Qué son las lipoproteínas de muy baja densidad?

Las lipoproteínas de muy baja densidad también conocidas como VLDL (del inglés very low-density lipoprotein) son complejos macromoleculares sintetizados por el hígado que transportan triglicéridos, ésteres de colesterol y fosfolípidos principalmente hacia los tejidos extrahepáticos. Se caracterizan por tener una baja densidad, aunque mayor que la de los quilomicrones (entre 0,94 y 1,0006) y un pequeño diámetro, entre 30 y 70 nm. Se compone principalmente de lípidos, en un 90%, y un 10% de proteínas específicas. Son las precursoras de las LDL.

Se producen en el hígado a partir de los hidratos de carbono cuando estos son la principal fuente de calorías de la dieta. Tienen una mayor proporción de fosfolípidos, colesterol y proteínas que los quilomicrones. Su mecanismo de degradación es similar al de los quilomicrones.

Su componente proteico está constituido mayoritariamente por una molécula de apolipoproteína B 100, incorporada en el hígado durante su biosíntesis, y varias apolipoproteínas de menor peso molecular (apo C2, C3, A-V) incorporadas durante la circulación. A nivel de los capilares de los tejidos extrahepáticos (músculo esquelético, miocárdio y tejido adiposo, entre los de mayor relevancia metabólica) los triglicéridos asociados a las VLDL son hidrolizados por la enzima lipasa lipoproteica, liberándose ácidos grasos que son incorporados por los tejidos para ser almacenados (tejido adiposo) u oxidados como fuente de energía (músculo). Las VLDL depletadas de triglicéridos por este mecanismo se conocen como remanentes de VLDL o IDL (lipoproteínas de densidad intermedia). Después de una segunda ronda de lipólisis y un enriquecimiento relativo en su contenido de ésteres de colesterol, las IDL son transformadas en LDL (lipoproteínas de baja densidad), las cuales son captadas por el hígado para su remoción de la circulación.

La ingestión de grasa y carbohidratos en la dieta, superiores a las necesidades del organismo, llevan a su conversión en triglicéridos en el hígado. Estos triglicéridos se empaquetan en las VLDLs y se liberan a la circulación para su entrega a los diferentes tejidos, sobre todo músculo y tejido adiposo, para su almacenamiento o para la producción de energía mediante su oxidación. Las VLDLs son, por lo tanto, moléculas formadas para transportar los triglicéridos endógenos a los tejidos extra-hepáticos. Además de los triglicéridos, las VLDLs contienen algo de colesterol, ésteres de colesterol y las apoproteínas, apoB-100, apoC-I, apoC-II, apoC-III y apoE. Al igual que los quilomicrones nacientes, las VLDLs recientemente formadas adquieren apoCs y el apoE de las HDLs circulantes.

Los ácidos grasos de las VLDLs se liberan al tejido adiposo y al músculo de la misma forma que para los quilomicrones, con la acción de la lipoproteín lipasa. La acción de la lipoproteín lipasa acoplada con la pérdida de ciertas apoproteínas (las apoCs) convierten las VLDLs en lipoproteínas de densidad intermedia (IDLS), también llamadas remanentes de VLDL. Las apoCs se transfieren a las HDLs. Las proteínas predominantes restantes son apoB-100 y apoE. La pérdida adicional de triglicéridos convierte las IDLS en LDLs

ADVERTENCIA: si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Documentación

http://themedicalbiochemistrypage.org
http://www.uned.es
http://es.wikipedia.org/