Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Libreta de apuntes
Setas
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué son las setas?

Las setas son los cuerpos fructíferos de un conjunto de hongos pluricelulares que incluye muchas especies. Suelen crecer en la humedad que proporciona la sombra de los árboles, pero también en cualquier ambiente húmedo y con poca luz. Unas especies son comestibles y otras son venenosas e, incluso, existen varias con efectos psicoactivos.

Aunque no se cultivan en huertas, en nutrición las setas comestibles pueden incluirse en el grupo de las hortalizas. Son ejemplos de setas comestibles el champiñón, el gurumelo, el níscalo, el gallipierno o la oronja.

Los hongos se nutren de materia vegetal viva o muerta. Según sea el substrato en el que se encuentren se dividen en: Micorrízicos, Parásitos y Saprófitos.

Hongos Micorricicos: Define una relación simbiótica entre las hifas de ciertos hongos y las raíces de las plantas.

Hongos Saprófitos: Viven sobre materia orgánica en descomposición, es decir sobre materia muerta, (restos orgánicos de la de plantas y animales que contiene el suelo, partes muertas de la madera de un árbol o excrementos de animales.)

Hongos Parásitos: Se alojan sobre algún ser vivo que los hospede, viviendo a expensas de éste sin ofrecerle ningún beneficio a cambio

Clasificación

Saber el número de especies fúngicas es realmente difícil, se cree que hay entre 75.000 y 100.000 especies conocidas, y que podrían existir alrededor de las 250.000-300.00.

Reino Protozoa:
Clase: Mycomycetes.
Reino Fungi:
Clase: .Ascomycetes. Heterobasidiomycetes. Homobasidiomycetes.
Ordenes: Aphylloporales. Boletales. Agaricales. Russulales. Gasterales.

Clases

Myxomicetes: Posición taxonómica discutible. Presentan un plasmodio que tiene la facultad de cambiar de forma y posición. Esto hace que tengan una fase móvil (desplazamiento).

Dentro de la clase Mixomicetes se encuentran géneros como; Lycolgala, Fuligo, Arcyria, etc.

Ascomycetes: Se caracterizan por tener un esporangio en forma de saco llamado "asca" conteniendo en su interior las ascosporas, generalmente en número de ocho. Acompañando a las "ascas" se encuentran las células estériles llamadas paralisis.

Dentro de la clase Ascomycetes se encuentran géneros como:, Tuber, Morchella, Gyromitra, Helvella, Peziza, Otidea, etc.

Heterobasidiomycetes: Presentan los basidios tabicados transversal o longitudinalmente.

Producen sus esporas sobre unos pequeños órganos (basidio) a modo de grupo, formando una especie de racimo microscópico de generalmente, 4 esporas.

Dentro de la clase Heterobasidiomycetes se encuentran géneros como: Auricularia, Tremella, Calocera.

Holobasidiomycetes: Los basidios no están tabicados. Suelen ser los más conocidos, y se dividen en cinco órdenes.

  • Orden Aphylloporales; Se pueden presentar de distintas formas y con el himenio cubierto de aguijones, poros e incluso liso. En su mayoria son lignícolas.
  • Orden Boletales. Hongos con el himenio con tubos y poros que se pueden desprender del sombrero, excepcionalmente pueden presentar láminas. La carne tanto del pie como del sombrero es fibrosa.
  • Orden Agaricales: El himenio está formado por láminas, y la carne tanto del pie como el sombrero es fibrosa.
  • Orden Russulales: El himenio también está formado por láminas pero la carne es granulosa, (se parte con sonido de tiza.).
  • Orden Gasterales: El himenio está encerrado, (peridio) se suelen conocer popularmente como pedos de lobo, algunos de sus géneros.

Identificación

Para la identificación de una seta es fundamental estudiar los caracteres organolépticos, (color, olor, sabor, textura de la carne, forma etc.), que se pueden anotar.

Se tomará nota del color de las diferentes partes de la seta (incluido el de la carne) en el momento de la recolección, ya que el tiempo y la manipulación pueden variarlo. Sobre todo mirar el color de las láminas en ejemplares jóvenes y maduros, pues al madurar pueden cambiar de color.

Comprobar el olor de la carne (a fruta, pimienta, harina, rábano, cacao, anís, tierra mojada, moho, fétida, etc.).

Incluso pobrar un trocito, escupiéndolo a continuación (no representa ningún peligro, aunque la seta sea toxica), notaremos su sabor, (dulce, amargo, picante, harinoso, ácido, etc.). La textura de la carne es importante, ya que se altera al envejecer el ejemplar, anotaremos su textura (dura, fibrosa, elástica, suberosa, coriácea, etc.) también comprobaremos si exuda látex y anotaremos su color inicial, comprobando al cabo de unos minutos si ha cambiado de color.

Anotar el hábitat donde la hallemos, y la manera en que crece, (aislada, en grupo, fasciculada, en círculos, en línea, etc.) y su abundancia. Es conveniente anotar el tipo de hábitat, (encinar, alcornocal, hayedo, pinar, etc.), el tipo de suelo, (calcáreo, silicio, pedregoso, arcilloso, etc.) si es seco o húmedo y tipo de substrato en el que nace la seta, (madera, suelo, en árbol vivo, en musgo, hojarasca, etc.).

Reproducción

Se efectúa de forma sexual o asexual. De ambas formas nacen nuevos individuos con las características de la especie. En la sexual, los hongos se producen mediante esporas.

Las esporas son corpúsculos muy ligeros, que son transportados en suspensión en el aire, y tienen los caracteres sexuales diferenciados, aunque sean morfológicamente idénticos.

Las esporas se forman en la parte fértil o himénio. Son de gran importancia para la clasificación de las especies. Estas para germinar, necesitan el terreno adecuado, la temperatura y humedad favorables.

El micelio del hongo, se extiende por el terreno en busca de los nutrientes. Normalmente crece por igual en variadas direcciones, en forma concéntrica, (por este motivo es fácil observar los típicos corros de brujas), aunque algunos micelios crecen en línea, esto es más evidente en la hierba de los prados.

Las esporas al germinar producen un micelio primario, la unión de dos micelios primarios con núcleos compatibles, da origen a un micelio secundario en el cual se forma una hifa binucleada, a partir de esta se origina una célula terminal llamado basidio, y forma el micelio terciario, que son los tejidos especializados, que dan origen al cuerpo fructífero, portador de las esporas.

Tanto la forma, tamaño y color de las mismas son de vital importancia para la correcta clasificación de las especies.

El color de las esporas varía del blanco al negro dependiendo de los géneros y especies. Son fundamentales cuatro colores, blanco, rosa, ocre y negro.

Las formas y tamaños son muy variadas.

Morfología de una seta

Las setas más comunes son las que tienen forma de paraguas. Las utilizaremos como modelo para aprender a diferenciar sus partes, aunque algunas especies pueden carecer de uno o varios de los elementos descritos.

Sombrero

El sombrero de las setas puede adoptar varias formas, incluso en la misma especie puede variar a lo largo del tiempo. Hay que tomar nota de su forma, quizá haya varios especimenes en diferentes fases de desarrollo próximos entre sí y podamos apreciar estas diferencias.

También hay que fijarse en su superficie: algunos son lisos, pero otros pueden estar cubiertos de escamas, pelillos, verrugas, etc., puede ser brillante o mate, seco o húmedo al tacto. El borde del sombrero también puede proporcionar datos útiles a la hora de identificarlas: puede ser estriado, acanalado, liso, enrollado…

Distintos aspectos de los sombreros grandes:

  • Globoso
  • Ovoide
  • Acampanado
  • Hemisférico
  • Convexo
  • Plano
  • Mamelonado
  • Hundido
  • Embudado
  • Borde enrollado
  • Borde ondulado o sinuoso
  • Borde rajado.
  • Borde estriado
  • Con verrugas, restos de la volva
  • Escamoso

Láminas

Presentan los basidiolos tabicados transversal y longitudinalmente.

Dentro de la clase Heterobasidiomycetes se encuentran géneros como: Auricularia, Tremella, Dacrymyces.

El himenio o parte inferior del sombrero de la seta, (carpóforo) es dónde se alojan los órganos que producen las esporas (parte fértil). A menudo está compuesto por láminas (especie de tabiques de la parte inferior del sombrero) y lamélulas (estas de menor tamaño) también puede estar compuesto por pliegues o falsas láminas, o tubos terminados en poros, por pequeños aguijones y puede incluso ser totalmente liso.

Píe

Es la parte de la seta que está en contacto con el micelio y se une con el sombrero o (carpóforo.) En el pie pueden apreciarse tres caracteres fundamentales: la cortina, el anillo o faldilla y la volva. Los clasificaremos por: forma, longitud, anillo, superficie, inserción con el sombrero y con el pie, restos de cortina, volva, bulbo, consistencia, color, decoración, etc.

Terminación del píe:

  • Con Rizomorfos
  • Cilíndrico-claviforme
  • Radicante
  • Cilíndrico
  • Ventrudo

Inserción:

  • Central
  • Sésil
  • Excéntrico
  • Lateral

Anillo

El velo parcial cerrado, cubre y protege las láminas, (es el resto membranoso adherido al pie cuyo origen es la apertura y desarrollo del anillo.) Cuando la seta posée anillo, es otra de las partes clave para su identificación. Muchos anillos son muy fugaces y se desprenden con facilidad de la seta por lo que habrá que mirar atentamente cualquier resto que podamos encontrar adherido al pie. Los anillos pueden ser simples o dobles, fijos o móviles (desplazarse a lo largo del pie o no.) También pueden estar en la parte superior, en el medio, o en la parte baja del pie. La consistencia de estos es muy diversa, desde muy membranosos, algodonosos, e incluso algunos frágiles y fugaces.

Volva

s el resto del velo general que envuelve a toda la seta, parte de este queda adherido al pie en el desarrollo de algunas setas. (amanitas y volvarias).

La volva es característica de unos pocos géneros. Muchas de las setas más peligrosas se encuentran entre el género Amanita, (todas poseen volva.) Para observar la volva es imprescindible sacar la seta entera de la tierra, (nos ayudaremos de una navaja), la volva suele ser una parte bastante frágil que está enterrada.


Documentación

http://www.micologia.net
http://es.wikipedia.org/