Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Rarezas, chorradas y curiosidades
Ben-Hur
ÍNDICE
Publicidad

En la versión original (no doblada a otros idiomas) se puede reconocer a los romanos por su acento. Todos los actores que los interpretan son británicos mientras que los que hacen de judíos son americanos.

La pena de galeras no existía en el Imperio Romano. Por lo tanto Ben-Hur no podía haber sido condenado a esa pena, hubiera sido sencillamente crucificado.

Para las escenas de galeras, la productora quería un barco muy realista y para ello se contrató a un experto en ingeniería naval romana de la época que construyó un barco exactamente igual al que utilizaban los romanos en su época. Nada más botarlo, el barco se hundió.

Al-Tair y al-deberan son los nombres de los caballos del jeque Ilderim  y afirma que son el nombre de estrellas. A esas estrellas les dieron su nombre astrónomos árabes durante la edad media, siglos después de la época en la que se desarrolla la acción de la película.

Antes de la carrera de cuadrigas el Jeque Ilderim hace una apuesta de 1.000 talentos, una cantidad desorbitada equivalente a unos 430 millones de euros. En la novela en la que se inspira la película, lo que se apuestan son  solo 20 talentos.

Uno de los trompetistas que tocan antes de la carrera lleva reloj de muñeca.

Justo antes de que comience la carrera el Jeque entrega a Ben-Hur una estrella de David pero este símbolo no fue adoptado como emblema de los judíos hasta la Edad Media.

Durante la carrera de cuadrigas, cuando estas corren hacia la cámara, son claramente visibles en la arena  las huellas del vehículo donde va la cámara.

Durante la carrera, Messala daña el carruaje de Ben-Hur, pero cuando éste va a recibir el premio el carruaje está intacto.

La actriz Martha Scott que interpreta a la madre de Charlton Heston tenía solamente 10 años más que este.