Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Libreta de apuntes
Cidra
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es la cidra?

El cidro, poncil, limón francés o toronja es un arbusto de la familia de las rutáceas, cuya fruta rara vez se consume fresca, pero se utiliza su piel en preparaciones de repostería, en la elaboración de licores caseros, y como aromatizante por su fuerte contenido en aceites esenciales. Fue probablemente el primer cítrico conocido en Europa, donde está documentado desde la época del Imperio Romano. La Naturalis Historia de Plinio el Viejo lo describe (xii.7), y menciona sus usos medicinales.

Clasificación científica

Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Sapindales
Familia: Rutaceae
Género: Citrus
Especie: C. medica

Nombre binomial
Citrus medica
L.

Características

C. medica es un árbol pequeño o arbusto perennifolio, de 2,5 a 5 m de altura, con el fuste retorcido y ramaje denso y rígido, con espinas en las axilas foliares.

Hojas: perennes ubicadas al cabo de pecíolos cortos, de gran tamaño (entre 7 y 18 cm de longitud), simples, alternas, elípticas a lanceoladas, de superficie coriácea y color verde oscuro por el haz, con vesículas oleosas prominentes, repletas de aceite esencial cítrico con una distintiva fragancia de limón

Flores: Con capullos de gran tamaño que se abren formando flores blancas o purpúreas, formando racimos pequeños, muy fragantes, de unos 4 cm de ancho, con 30 a 60 estambres, con entre 4 y 5 pétalos, un interior de color rosa púrpura y un exterior blanco. Son en su mayoría hermafroditas, aunque algunas son sólo masculinas. Polinización: por abejas y otros insectos

Fruto: El fruto es un hesperidio muy aromático, oval y en ocasiones con forma de pera, aunque de forma muy variable. De gran tamaño, entre 6 y 20 cm, llegando a alcanzar más de 25 cm;  variando mucho entre ejemplares y aún en el mismo ejemplar, con el estilo bien marcado. Llegan a unirse varios frutos de gran tamaño en una misma rama. El fruto es de color verde oscuro antes de madurar. Transcurridos 3 meses, pasa a tener un color amarillo claro.

La piel es casi siempre muy gruesa, carnosa, pegada al endocarpo, de color amarillo o verdoso, con glándulas oleosas pequeñas y frecuentemente rugosa.

La pulpa es de color entre amarillo y verdoso, firme, no muy jugosa y de sabor ácido o dulce.  Tiene 10 a 15 carpelos, firmes, poco jugosos, dulces o ácidos según la variedad.

Normalmente las semillas son pequeñas, monoembriónicas, lisas, blancas por dentro y abundantes.

Hábitat y distribución

Se desconoce el origen de C. medica, pero semillas domésticas se han documentado desde el IV milenio adC; probablemente el ejército de Alejandro Magno lo introdujera en la cuenca del Mar Mediterráneo, y rápidamente se extendió su cultivo.

En la antigua Roma se lo empleó en primer término como medicinal, y a partir del siglo II con objeto alimentario; tanto Dioscórides como Plinio lo registran. Debe haberse cultivado en Judea en época bíblica, puesto que su fruto —llamado etrog en hebreo— es una de las especies rituales utilizadas en la fiesta de Sucot. En Italia desaparecieron con la caída del Imperio Romano, conservándose sólo en Sicilia, Cerdeña y la región napolitana.

A América llegó por vía de España; los conquistadores lo introdujeron en Florida, Puerto Rico y finalmente California; aunque se desarrollaron plantaciones comerciales, eventualmente la dificultad de su crecimiento llevó a su abandono. En Centroamérica, Brasil y Colombia se ha naturalizado, y existen plantaciones de alguna extensión, sobre todo para exportación.

Cultivo

C. medica rara vez se cultiva de semilla; se produce con facilidad de esquejes tomados de ramas de 2 a 4 años y plantadas sin defoliar. Con más velocidad se reproduce por injerto sobre base de naranja dulce (Citrus x sinensis), naranja amarga (Citrus x aurantium) o pomelo (Citrus x paradisi), pero las frutas así obtenidas son de menor tamaño y el injerto crece a veces con más rapidez de la que el pie puede soportar. Requiere bastante sol, suelo bien aireado, y tolera mal los extremos de temperatura y humedad; a diferencia de otros cítricos, no atraviesa una fase invernal de reposo. Por el peso de los frutos debe tenerse cuidado de podar las ramas largas, o colocarles soportales para que resistan durante todo el crecimiento de estos. Es frecuente también la práctica de remover las espinas para evitar daño a la fruta en las plantaciones comerciales.

Está en flor la mayor parte del año, produciendo fruta constantemente, aunque la mayor parte se produce en primavera. Tarda unos tres meses en alcanzar la forma madura, con la piel amarillo intenso y un profundo aroma. Para uso culinario normalmente se la recoge aún verde, con entre 12 y 15 cm de diámetro. La producción normal está en torno a los 30 kg anuales, aunque en circunstancias favorables puede alcanzarse el triple de esto.

Variedades

Existen variedades de cidro de fruto ácido y de fruto dulce, y son siempre de utilización mixta, frutal y ornamental: 'Diamante, 'Earle', 'Cursia'...

Una variedad de cidro puramente decorativa es 'Buddha's Hand'. Es un árbol muy pequeño, con frutos aromáticos muy apreciado como ornamental.

Usos

Conocido en la Antigüedad por sus propiedades curativas, actualmente se valora mucho la fragancia del cidro. Su fruto, incluida la piel, es objeto de comercio internacional y se utiliza mucho como ingrediente en la industria agroalimentaria.

La fruta se consume relativamente poco al natural, pero con ella se elaboran agradables dulces tanto en almíbar como en conservas y abrillantados. El mesocarpio del fruto, aún no maduro, se parte en trozos y se sumerge en agua salada para luego ser confitado en una solución de azúcar, de esta forma se expende en el comercio.

En la España musulmana se consumieron sus frutos confitados, las cidras, con azúcar, y el néctar resultante de la destilación de sus flores se utilizaba para aliñar aceitunas de mesa.

Exteriormente este fruto se asemeja a un limón pero a diferencia de éste tiene muy poco jugo. Desde la antigüedad se utilizaba con fines terapéuticos (contra problemas pulmonares, intestinales y otros). El aceite esencial de cidra se considera un antibiótico.

Las cidras se utilizan para la fabricación de confituras y licores.

Se cultivan sobre todo por su cáscara, generalmente confitada y empleada en repostería.

Como todos los cítricos, los frutos son muy utilizados en la medicina popular. Se los usa como antisépticos y antiescorbúticos.

Las semillas, trituradas y endulzadas, se emplean en la medicina popular como vermífugo.

Las flores producen un néctar de gran valor en la elaboración de la miel. La corteza del fruto es rica en aceites para esencias.


Documentación

http://articulos.infojardin.com
http://consultafrutas.blogspot.com.es
http://www.freshplaza.es
http://es.wikipedia.org/