Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Sitios demasiado
Mesón As Cortes
ÍNDICE
Publicidad

Es un sitio para comer o dormir que está en Pezós - Pesoz, Asturias.

Es un hotel de dos estrellas con servicio de restaurante. Se construyó rehabilitando una casa típica de esta zona y el bar-restaurante se instaló en lo que había sido el antiguo gallinero y cuadra. De ahí el nombre de cortes que en Asturias se refiere a los establos. Es un establecimiento pequeño, de escaso aforo, con tres mesas de la zona de bar y 5 en el comedor que tiene una escasa capacidad de 18-20 personas. Salvo contadísimas excepciones solo se sirven comidas en el comedor.

La cocina no es nada espectacular pero se basa en los magníficos productos obtenidos en el propio territorio. Con excelentes carnes y una huerta más que notable. La carta es más parca que escasa con 5 ó 6 platos pero de gran calidad y sencillez en la elaboración. El lacón asado está exquisito y por supuesto hasta la lechuga, de la huerta de detrás, es una maravilla. Solo el aceite es de fuera. La carne, de ternera, es suave y sabrosa, frita en aceite de oliva, como es habitual en las casas de esta zona de Asturias.

Recomiendo el vino del país, como aquí se le suele llamar. Es un vino tinto joven, del año, de poca graduación y escasa acidez, de sabor agradable, aroma escaso aunque limpio. Si se acude en distintas épocas a este sitio, podremos notar la evolución del vino.

Por supuesto que hay otros vinos y otras bebidas pero ya que estamos en esta tierra donde siempre se ha cultivado la vid merece la pena probarlo.

Para llegar

Para llegar desde Oviedo deberemos tomar la salida hacia La Coruña-Grado por la autopista A-63 o bien por la A-8 también conocida como Autovía del Cantábrico, y una vez pasado el alto de la Cabruñana se toma la carretera AS-15, en dirección a Cangas del Narcea durante unos 54 km hasta "Puente del Infierno" donde se toma la carretera AS-14 en dirección a Pola de Allande durante unos 14 kilómetros. Se cruza A Puela sin abandonar la AS-15 y se continua a la izquierda, en dirección a Grandas de Salime durante unos 45 kilómetros. Se pasa por el Puerto del Palo en cuyo alto a mano derecha según se va se puede observar un depósito de agua utilizado por los romanos en la explotación del oro. Unos tres kilómetros más adelante se encuentra   Montefurado y que recibe este nombre por existir un túnel romano que cruza el monte de lado a lado bajo la carretera, es la cueva de Xan rata. Poco más allá esta Lago, cuyo nombre procede de sendos estanques del mismo uso que el ya mencionado anteriormente. En Lago se recomendable visitar el Texu de Lago, declarado monumento natural y con cientos de años de edad. Más adelante está Berducedo y tras otros 20 kilómetros se llega a Grandas de Salime donde que se entra por la avenida de lo Tilos. En el cruce que hay junto a la Iglesia, Colegiata de San Salvador, se toma la carretera de la derecha, la AS-12 que tras otros 6,5 kilómetros llega al Pesoz-Pezos.

También se pude seguir por la A-63 y la N-634 hasta la Espina y desde aquí por la carretera AS-216 durante unos 9 kilómetros hasta llegar la la circunvalación de Tineo que dejaremos atrás siguiendo la dirección de Pola de Allande que está a unos 33 kilómetros por la AS-217. Desde Pola de Allande se sigue la ruta anterior.

Si se sale desde Gijón seguir por la A-8  hasta Avilés y se toma la salida de Pravia por la AS-16  antes de entrar en Pravia se toma una desviación a la izquierda, en dirección a Cornellana siguiendo por la AS-16 durante 17 kilómetros hasta llegar al cruce donde enlaza con a N-634 y donde comienza la AS-15.

También puede seguirse la A-8 o la N-630 hasta Navia y una vez cruzado el puente sobre la ría del Navia, en el lugar del Espín, ya en el Concejo de Coaña, tomar en una desviación a la izquierda la carretera AS-12 que llega a Pesoz tras recorrer unos 62 kilómetros pasando a la vista  del Castro de Coaña y del de Pendía y cruzando las localidades  Coaña, Boal, Illano, Gio, Cedemonio   y el curioso pueblo de San Esteban de los Buitres entre otras.

Otra opción es continuar por la A-8  o la N-634 hasta el cruce de Barres, donde se toma la salida hacia Castropol-Vegadeo por la N-640. Se deja atrás Castropol y se llega a Vegadeo donde se toma, de frente, la AS-116 que suben los 18 kilómetros de el Alto de la Garganta donde se convierte en la AS-13 y tras recorrer 27 kilómetros y pasar por Villanueva de Oscos y San Martín de Oscos se llega al Pesoz.

Si se llega desde Galicia por la costa se tomará la AS-116 en Vegadeo y si se llega desde Fonsagrada por la C-630, a través del Puerto del Acebo y de la AS-28 hasta Grandas de Salime y de aquí hasta Pesoz por la ya indicada AS-12.

También

Pesoz o Pezos es un pequeño pueblo de pocos habitantes, poco más de 200 todo el Concejo, pero con un importante patrimonio cultural. En el mismo centro del pueblo, al lado del Mesón As cortes, en pleno cruce entre la AS-12 y la AS-13 está el Palacio de  Ron, de los siglos XVII  y XVIII. Tiene planta cuadrada con un patio central con pórticos sobre los que se abre un corredor. Otro edifico interesante en el propio Pezos es la Iglesia parroquial, edificada en el siglo XIII, de fábrica originalmente románica pero con sucesivas modificaciones en los siglos XV, XVII y XIX. Pese a ellas aún es posible ver los restos de la transición del Romántico al Gótico, especialmente en el arco triunfal, con dos arquivoltas apuntadas.

Dentro del Concejo es aconsejable visitar pueblos como Argúl situado a una distancia de unos 4,5 km de la capital del Concejo. Este pueblo es la patria chica del escultor Juan Alonso Villabrille y Ron, nacido en 1663 y que desarrolló su obra en Madrid. Hasta Argúl es posible llegar a través de una estrecha carretera local que sale de desde la AS-12, aproximadamente a un escaso kilometro de Pesoz o bien a través del sendero de pequeño recorrido PR.AS-117 o Ruta del Agüeira. Una de las características de este pueblo son los túneles formados por los propios muros de las casas y que permite el paso de caminos bajo ellas. Sucede lo mismo en otros pueblos de la zona, como es el caso de Lixou  (Lijou).

El río Agüeira es el principal curso fluvial del Concejo y afluente del Navia o "río grande". Discurre encajonado en el fondo de un estrecho valle que solo deja sitio para el cauce. En sus orillas crece un frondoso bosque de ribera y está poblado una interesantísima fauna. Las nutrias son algunos de sus más señeros habitantes. Las truchas son abundantes y de buen tamaño. A quien le guste el descenso deportivo o de aventura de ríos este es un buen lugar.

Si se desea se puede visitar el castro de Argúl y los restos de las explotaciones romanas de oro en los lugares conocidos como “Las Furadías”, “La Carcabúa” y “El Canal” que dejan bien a las claras que nos podemos encontrar. También es posible visitar el castro de San Isidro, con una interesantes defensas constituidas por piedras hincadas equivalentes a los actuales campos de minas.

Otro lugar para visitar es A Paicega, que se sitúa en la cumbre de una colina entre la cola del embalse de Doiras y la presa del de Salime, ofreciendo una espectacular vista sobre este último. Se trata de los restos de uno de los poblados levantados durante la construcción del a presa de Salime. Parte de los restos de los demás poblados y de las instalaciones auxiliares se sitúan ladera abajo hasta el río Navia.

Cerca

Cerca está Grandas de Salime donde es recomendable  visitar además del la Colegiata de San Salvador y el retablo  y las tallas que contiene el Museo Etnográfico y el castro de O Chao San Martín, en Castro.

El retablo principal de la Colegiata de San Salvador data del primer tercio del siglo XVII y es obra del escultor lucense Juan de Castro, autor en también de los  espléndido grupos escultóricos de la Coronación de María y la Transfiguración, así como las imágenes de San Juan Bautista, Santiago y María Magdalena. También el escultor madrileño Froilán Barrueto, (siglo XVIII), esta presente con tallas de San Antonio, San Benito de Palermo y la Virgen del Carmen. Otras figuras son obra del gallego José Faxín, autor del retablo lateral derecho. La escuela andaluza está representada por una talla del Niño Jesús, que destaca en gran manera. Algunas de las imágenes de esta Iglesia proceden de la anegada iglesia del sumergido pueblo de Salime.

El Castro de O Chao de San Martín se encuentra en el pueblo del coincidente nombre de Castro, cercano a la carretera que a través del Puerto del Acebo llega hasta la cercana y ya gallega localidad de Fonsagrada. Este castro es uno de los más importantes de Asturias y , quizás uno de los más importantes de todo el Norte español. El hecho de que fuera abandonado precipitadamente, al parecer como consecuencia de un gran terremoto, está posibilitando numerosos hallazgos de materiales que de otra forma se habrían perdido. Las sólidas murallas y el potente foso no fueron capaces de impedir el abandono por sus moradores ante la imparable fuerza de la naturaleza o del propio miedo de estos habitantes bajo cuyos píes el suelo temblaba. Uno de estos hallazgos, al menos de los conocidos públicamente, es el de un pequeño pendiente de oro de bonita y hasta cierto punto elaborada factura que es posible adquirir en forma de reproducción en alguna de las tiendas del propio Grandas de Salime.

Es curioso también que muchas de las edificaciones eran de planta rectangular, con planta baja y piso, que estaban cubiertas de pizarra sujeta mediante clavos de hierro, que muchas de estas casas estaban interiormente cargadas con mortero de cal y que disponían de una rudimentaria pero eficaz red de evacuación de aguas. La mayor parte de las estrechas calles estaban pavimentadas por grandes losas bajo las cuales discurrían las alcantarillas. Con grandes losas se pavimentó una plaza, a modo de espacio público. A este yacimiento arqueológico aún le quedan muchos secretos que contar y muchas gratas noticias que dar a la ciencia y al conocimiento.

El museo Etnográfico de Grandas de Salime es fruto del empeño personal de Pepe el Ferreiro o José Naveiras que lo inició allá por los años setenta y el actual fue inaugurado en 1984. La visita es una inmersión en un mundo rural ya pasado y superado por los avances tecnológicos y por la era industrial. Se recogen recuerdos de oficios perdidos y de antiguas tradiciones. Es una obligada mirada al modo de vivir de tiempos no tan lejanos. Es un museo vivo donde el pasado no permanece en el olvido. Al menos no en sus aspectos más cotidianos, familiares y humanos.

Por supuesto que no deberíamos dejar pasar la ocasión de contemplar el gran mural de Vaquero Palacios que se encuentra en la sala de máquinas de la central hidroeléctrica alimentada por el Salto de Salime, en su momento uno de los más altos de Europa. La visita debe concertarse previamente en las oficinas del Salto de Salime. No obstante una breve parada en los miradores situados en los márgenes de la carretera, los mismos desde donde se tomaron estas fotografías nos permitirán disfrutar de un paisaje impresionante. Aunque para impresionante el que ofrece la caída casi vertical de la presa observada desde la carretera AS-14 que cruza sobre ella en su camino hacia el Puerto del Palo y Pola de Allande.

En uno de los edificios levantados durante la construcción del embalse y posterior funcionamiento de la central eléctrica, la Residencia de Ingenieros, la administración del Principado de Asturias ha instalado un hotel. Que decir de las magnificas vistas que desde este establecimiento se pueden disfrutar. Lamentablemente la mala gestión del concesionario ha provocado su cierre temporal.

Una recomendación que hago especialmente es visitar el Café Jaime y pedir un carajillo de coñac con nata, exquisito. Y por supuesto degustar las especialidades de la zona como las mantecadas y las maravillas que aquí mismo se pueden encontrar.