Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Asturias
Sector de la Cuenca Carbonífera
Índice
Publicidad

Limita por el Oeste y Sur con la unidad de Quirós del Sector Luanco_Belmonte, por el Este con el sector de Beleño-Ribadesella y por el Norte está recubierto por los materiales post-Hercinianos, asomando en los alrededores de Viñón y en la falda occidental  del Sueve. Constituye el sustrato de parte de los concejos de Lena, Mieres, Riosa, Oviedo, Langreo, Siero, Nava, Bimenes, San Martin del Rey Aurelio, Laviana, Aller, Sobrescobio, Piloña, Cabranes, Vilaviciosa, Colunga, Parres, Caravia y Ribadesella. Está constituido por dos unidades, al Norte la de Riosa, en el extremo noroccidental, y  al Sur la de Mieres, que ocupa la mayor parte del sector, separadas por una que comienza con la formación Geni-importante falla (falla de La Peña).

Unidad de Mieres

En esta unidad, las rocas más antiguas se observan solamente en su límite oriental, según el cual se encuentra  superpuesta a la unidad de Beleño. Esas rocas son las dolomías y calizas de Láncara con un espesor de 50-100 metros y edad Cámbrico medio. Por encima se encuentran 140 metros de la formación Oville, del Cámbrico superior y constituida por pizarras y cuarcitas.

Encima se deposita la cuarcita de Barrios del Ordovicico inferior, cuyo espesor varia entre 115 y 400 metros, debido a la erosión ocurrida en el Devónico superior, que eliminó todos los sedimentos intermedios y dio lugar a que sobre la misma se depositen directamente las areniscas de la Ermita, de edad Devónico superior. Estas areniscas tienen en general poco espesor. La principal diferencia entre el sector de Luanco-Belmonte y el de la Cuenca, Carbonífera es la ausencia de sedimentos entre el Ordovícico y el Devónico superior en la última.

Sobre las areniscas de la Ermita se  deposita directamente el Carbonífero, que comienza con la formación Genicera o «griotte» del Viseense con 28 metros de espesor y constituida por calizas rojas nodulosas y radiolaritas. Contiene numerosos fósiles, principalmente Ammonoideos y Crinoides.

A la caliza «griotte» sigue la caliza de montaña, que alcanza un espesor de 300 metros. Por encima se encuentran  una serie de formaciones de carácter marino. La más baja es la formación Fresnedo, constituida por 440 metros de pizarras con algunas intercalaciones de areniscas. A continuación se observa una formación carbonatada, la caliza de Peña Redonda, de 85 metros de espesor, a veces con intercalaciones pizarrosas, que soporta una secuencia de 760 metros de pizarras con intercalaciones de calizas de espesor reducido. Todo este conjunto se denomina formación Levinco. Sobre ella se sitúa la formación Llanón, de 500 metros de espesor de pizarras, areniscas y alguna capa de microconglomerados y calizas, caracterizándose por encontrarse en ella las primeras capas de carbón, muy delgadas. Esto indica ya el retroceso esporádico del mar, ya que todos los sedimentos anteriores eran marinos, aunque de poca profundidad. Por último, con la formación Tendeyón, constituida por 900 metros de pizarras con intercalaciones de calizas y areniscas, finaliza el conjunto que se conoce en la Cuenca Carbonífera como «Improductivo».

El conjunto «Productivo» suprayacente comienza con la formación o «Paquete», según la nomenclatura minera, de Caleras (o Entrecalizas) que tiene unos 300 metros de espesor de pizarras y calizas, con algunas capas de carbón, dos o tres de las cuales son explotables.

Sigue el paquete Generalas con 320 metros, formado en su mayor parte por pizarras y calizas de origen marino, pero en su parte media hay areniscas continentales con algunas capas de carbón explotables. En la parte superior del paquete, hay un conglomerado cuarcítico conocido como «primera pudinga», que puede llegar a tener hasta 35 metros de espesor.

Por encima, se encuentra el paquete San Antonio, con 300 metros de espesor de pizarras y areniscas, que contiene una segunda pudinga o pudinga San Antonio, que puede ser más gruesa que la anterior. Por encima de las dos pudingas, hay capas de carbón explotables.

A continuación se deposita el paquete María Luisa, en el que ya hay un mayor predominio de sedimentos continentales y que está constituido por 300 metros de pizarras y areniscas alternantes marinas y continentales, en donde puede llegar a haber 10 capas de carbón.

Sigue el paquete Sotón, que tiene 400 metros, también con tramos marinos y  hasta 19 capas de carbón. Por encima se encuentra el paquete Entrerregueras, constituido por 340 metros de varios ciclos alternantes marinos y continentales y en cuyo techo existen niveles de conglomerados calcáreos o gonfolitas. Se le superpone el paquete Sorriego, de 325 metros, con características parecidas al anterior. Presenta un sólo ciclo con capas de carbón en la parte alta y varios niveles de gonfolitas.

Por último nos encontramos con el paquete Modesta-Oscura, anteriormente considerado como dos distintos. Su espesor es de unos 400 metros y posee varias capas de carbón y diversos niveles de gonfolitas. La edad de todas las formaciones y paquetes sobre la caliza de montaña es Westfaliense, con excepción del Modesta-Oscura que puede ser ya Estefaniense.

En las cercanías de Villaviciosa aflora asimismo parte del sector de la Cuenca Carbonífera, en la falda occidental del Sueve y en el asomo de Viñón. Al Oeste del Sueve, la sucesión comienza con la formación Oville, seguida por las cuarcitas de Barrios. El espesor total de éstas es de 700 metros y, por encima, se encuentran 150 metros de pizarras con niveles ferruginosos y abundantes restos de Trilobites, Braquiópodos y Graptolites que indican una edad Ordovícico medio, denominadas pizarras del Sueve, que se continúan lateralmente hasta el Sur de Rioseco. donde desaparecen a la altura de Peña Mea. Sobre las pizarras del Sueve se encuentran unos metros de areniscas de la Ermita, la caliza roja de Genicera y la caliza de montaña que forma la cima del Sueve. Por encima se localiza una secuencia de 450 metros de pizarras con areniscas comparables a la formación Fresnedo, sobre la que descansa la caliza de Peña Redonda. Sigue un conjunto de más de 2.000 metros con pizarras, calizas, areniscas y capas de carbón, que seguramente equivale a los paquetes Levinco, Llanón y Tendeyón de la Cuenca Carbonífera.

Unidad de Riosa

En la esquina Noroeste del sector de la Cuenca Carbonífera, se puede distinguir una unidad con sedimentación diferente, entre Riosa y Olloniego. Esta unidad está separada de la unidad de Mieres por una importante fractura, llamada falla de La Peña, que se dirige desde la cobertera post- Herciniana al Oeste de Sama de Langreo, hacia el Suroeste, pasando cerca de Mieres para unirse a la fractura que delimita por el Este la unidad de Quirós, del sector de Luanco-Belmonte.

Según el léxico minero empleado en la cuenca de Riosa, la secuencia que allí aparece, consta de cuatro paquetes: Canales, Entrepudingas, Esperanza y Ablanedo, con más de 2.000 metros de  espesor total. El paquete Canales tiene 800 metros de potencia y está constituido por una alternancia de niveles marinos y continentales, en los que hay más de 20 capas de carbón. Su edad es Westfaliense C superior. Por encima se sitúa el paquete Entrepudingas o de las Pudingas, con grandes espesores de pudingas siliceas que llegan a tener 800  metros cerca de Olloniego. Entre los conglomerados hay 6 capas de carbón explotables. Su edad es ya Westfaliense D. Sobre él, se encuentra el paquete Esperanza, que sobrepasa los 1.000 metros de espesor, con numerosas capas de carbón y niveles de conglomerados calcáreos o gonfolitas, que en Olloniego alcanzan casi 1.000 metros. Por encima, se encuentra el paquete Ablanedo. Es posible que estos últimos sean  ya de edad Estefaniense.