Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Asturias
Zona Cantábrica
Índice
Publicidad

Abarca la Asturias central y oriental y limita por el Oeste con la Zona Astur Occidental Leonesa, por el Norte con el mar Cantábrico, por el Este con  la provincia de Santander y por el Sur con la provincia de León. En ella están parte de los concejos de Muros de Nalón, Soto del Barco, Pravia, Salas, Tineo y Cangas del Narcea, y la totalidad de los de Candamo, Grado, Yernes y Tameza, Belmonte de Miranda, Somiedo, Teverga, Castrillón, Illas, Las Regueras, Avilés, Corvera, Llanera, Oviedo, Santo Adriano, Ribera de Arriba, Proaza, Teverga, Quirós, Morcín, Riosa, Gozón, Carreño, Gijón, Siero, Langreo, Mieres, Lena, Villaviciosa, Sariego, Cabranes, Nava, Bimenes, San Martin del Rey Aurelio, Laviana, Aller, Sobrescobio, Colunga, Piloña, Caso, Caravia, Parres, Ponga, Amieva, Ribadesella, Cangas de Onís, Llanes, Onís, Cabrales, Peñamellera Alta, Ribadedeva y Peñamellera Baja. Su extensión aproximada es de 8.400 Km2.

Constitución geológica

La Zona Cantábrica presenta una enorme variación litológica, con gran  desarrollo de las rocas carbonatadas y  pizarrosas que muestran numerosos pliegues y fallas inversas, y que dan lugar a fuertes relieves de sierras con diferentes orientaciones, desde Norte-Sur en la parte occidental, hasta Este-Oeste en la oriental. Estas elevaciones se encuentran interrumpidas por áreas deprimidas alternantes cerca de la costa.

Geológicamente se pueden diferenciar en ella varios sectores bajo el punto de vista de las sucesiones sedimentarias, que llamaremos respectivamente de Luanco-Belmonte, de la Cuenca Carbonífera, de Beleño-Ribadesella y de Llanes-Bulnes.

El sector de Luanco-Belmonte se sitúa al Oeste de la Cuenca Carbonífera y está separada de ésta por una línea que desde el puerto de Pajares se dirige hacia el Oeste, para luego girar al Norte siguiendo el limite occidental del concejo de Lena y, cruzando los de Riosa, Mieres y Oviedo, ocultarse bajo los sedimentos de la cobertera post-Herciniana del concejo de Siero. Este sector se continúa después por las provincias de León y Palencia hasta las proximidades de Cervera de Pisuerga. En Asturias, el sector de Luanco-Belmonte llega hasta el limite que marca el comienzo de la Zona Astur-Occidental Leonesa, que desde el puerto de Leitariegos atraviesa el concejo de Cangas del Narcea, pasando por su capital, después por el extremo del de Allande, cruza el de Tineo y pasa por su capital, continuando por los de Salas, Pravia y Muros de Nalón, hasta el mar Cantábrico junto a San Esteban de Pravia. Los materiales geológicos de este sector constituyen la línea de costa desde San Juan de la Arena al cabo Torres, con  excepción de unos pequeños retazos de sedimentos post-Hercinianos en Salinas, Luanco y-Xivares. Posteriormente, desde el cabo Torres, hacia el Este, se encuentra recubierto por sedimentos post-Hercinianos que son los que constituyen el litoral.

Al Este del sector de Luanco-Belmonte, se extiende el denominado sector de la Cuenca Carbonífera, que ocupa parte de los concejos de Lena, Mieres, Riosa, Oviedo, Langreo, Siero, Nava, Sariego, Cabranes, Villaviciosa, Colunga, Piloña, Parres, Aller, San Martín del Rey Aurelio, Laviana, Bimenes, Sobrescobio, Caso, Caravia y Ribadesella.

A continuación, hacia el Este, se sitúa el sector de Beleño-Ribadesella, por los concejos de Aller, Sobrescobio, Laviana, Caso, Nava, Piloña, Ponga, Amieva, Cangas de Onís, Parres, Ribadesella, Caravia y Llanes. Forma el sustrato de una serie de sierras calizas que serpentean desde la Cordillera, entre el puerto de San Isidro y el río Sella, tomando por último dirección E-O entre Ribadesella y la playa de San Antolín.

Por último, el sector más oriental es el denominado de Llanes-Bulnes, que abarca la zona costera entre la playa de San Antolín y Bustio, y por el interior todas las elevaciones montañosas entre Amieva y Panes. Abarca parte de los concejos de Amieva, Cangas de Onís, Parres y Llanes, y la totalidad de los de Onís, Cabrales, Ribadedeva, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja. La mayor parte de los relieves de este sector son calizos, alcanzando las cotas más elevadas dentro del macizo occidental de los Picos de Europa o macizo de Cornión. Predominan en él las rocas calizas de edad Carbonífera, con valles excavados en intercalaciones pizarrosas.

A caballo entre todos estos sectores y ocultándolos en parte, se encuentran los sedimentos discordante posteriores a la orogénesis Herciniana, menos deformados, que constituyen varias cuencas aisladas como son la de Grado, Oviedo, Colombres, Panes y otras de menor importancia, ocupando parte de los concejos de Grado, Las Regueras, Llanera, Corvera, Avilés, Castrillón, Gozón, Carreño, Gijón, Oviedo, Siero, Langreo, Sariego, Villaviciosa, Cabranes, Nava, Piloña, Colunga, Parres, Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Llanes, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja y Ribadedeva.

La deformación de las rocas de la Zona Cantábrica tuvo lugar en la orogénesis Herciniana, durante el Westfaliense superior y Estefaniense, aunque ya desde el comienzo del Carbonífero hay actividad de grandes fallas. En el Westfaliense superior se produce un plegamiento con cabalgamientos hacia el Este, que da lugar a la formación de parte de las unidades en que hemos dividido a la Zona Cantábrica. En el Estefaniense tiene lugar el plegamiento de estas unidades, según ejes paralelos a los frentes de las mismas, y algo después se forma otro plegamiento de dirección E-O y los cabalgamientos de las unidades más orientales, debido al cierre del Arco astúrico por la actividad de la falla Pirenaica. Esto da lugar al aspecto arqueado de la Zona Cantábrica y el festoneado de sus estructuras al ser cortadas por la erosión. Por último, antes del Pérmico inferior, el macizo se levanta y es erosionado hasta formarse una superficie más o menos plana. A comienzos del Pérmico, se producen grandes fracturas a causa de fenómenos extensionales a escala continental, con intrusión de rocas ígneas (Salas, Infiesto) y salida al exterior de rocas volcánicas (Viñón). Estas grandes fallas, de dirección NE-SO (falla de La Peña) o NO-SE (falla de Ventaniella), son de gran importancia para el desarrollo posterior del relieve, ya que serán reactivadas posteriormente. Por último, en el Terciario inferior hay una fuerte compresión en el Centro y Oriente asturiano, con formación de pliegues y fallas inversas de dirección E-O, que afectan sobre todo a la cobertera Pérmica a Terciaria y zonas del sustrato.

El relieve de la Zona Cantábrica

La definición de unidades orográficas en la Zona Cantábrica no resulta sencilla, dado el complicado relieve existente. Así como en la Zona Astur-Occidental Leonesa, separamos los macizos siguiendo las cuencas de los ríos más importantes, como Eo, Navia, Narcea y Esva, este criterio no es aplicable apenas en la Zona Cantábrica, ya que sólo el río Sella puede servir en parte para este fin. Por ello se ha recurrido a distinguir áreas con diferencias apreciables de topografía y que además coincidan al máximo con las subdivisiones efectuadas en el sustrato geológico, definiendo ocho áreas orográficas o macizos distintos al Este del río Narcea, a los que hemos denominado de Oeste a Este, Sierras Centrales, Reborde Litoral, Escalón Intermedio, Depresión Longitudinal, Cuenca Central, Sierras Sudorientales, Sierras Planas y Picos de Europa.

Las Sierras Centrales limitan por el Oeste con el río Narcea hasta la altura de Santiago, al Sur de Cornellana, en que pasa a ser la terminación Oeste de la Depresión Longitudinal, la cual se extiende en dirección E-O hasta el alto de San Esteban de las Cruces, y se aprecia por el desnivel existente desde los 600-700 m. de las Sierras Centrales a los 300-350 de la misma. El límite Este se dirige al Sur desde San Esteban por los ríos Bendones y Nalón hasta enlazar con el escarpe oriental de las sierras del Monsacro y del Aramo, La Cobertoria, cordal de Lena hasta La Portiella, al Norte de Telledo, desde donde se incurva al SE para llegar al puerto de Pajares, siempre al pie de los grandes escarpes que descienden a la Cuenca Central deprimida. El limite Sur coincide con la divisoria hidrográfica desde el puerto de Leftariegos, pasando por la peña del Miro (1.743), Curuxeos (1.815), peña Treisa (1.887), sierra Pelada (2.045), Cornón (2.063), Peña Blanca (1.914), puerto de Somiedo (1.412), sierra del Rebezo (1.978), Llagüezos (2,073), Cebolleo (1.985), La Paredina (2.024), peña Orniz (2.182), alto de la Calabazosa (2.113), alto del Colladín (1.866), puerto de la Mesa (1.782), Piedras (1.933), pico de la Ferreirúa (1.982). puerto Ventana (1.587), Busbudin (l.956), pico del Huerto del Diablo (2.140), pico de Colinas (2.363), Ubña (2.417), Peña Cerreos (2.101), puerto de la Cubiila (1.683), alto de la Almagrera (1.931), alto de la Pica (1.822), Negrón (1.904), sierra del Cuitu Negu (1.853), Los Celleros (1.861), puerto de Pajares (1,379), etc.

Se caracteriza este macizo por sus sierras agudas e individuales, separadas por depresiones alargadas y estrechas que se continúan durante decenas de kilómetros sin interrupción y con una red hidrográfica en general adaptada a la estructura tectónica. El contraste de las rocas Paleozoicas de variadas litologías diferencia grandemente a este macizo de los situados más al Oeste, siendo característica la presencia de grandes masas de calizas Carboníferas con superficies planas conservadas a diferentes alturas, como son las de Somiedo, Ubiñas, Sobia, Aramo, etc. Su altitud es máxima en el limite Sur, superando los 2.400 metros y desciende escalonadamente hasta unos 600 m. en el borde Norte.

El Reborde Litoral está situado junto al mar Cantábrico, entre la ría de San Esteban de Pravia y la de Ribadesella. Limita por el Oeste con el río Nalón hasta el castillo de Budines, por el Sur con la base del escarpe del Escalón Intermedio, que se dirige al Este por Llodares, La Carriona, Los Campos, Santiago de Ambás, San Miguel de Serin, Porceyo, Pedrera, monte de Hueces, Carcedo, Santa María de Arroes, Castiello, escarpe de Pelapotros a la ría de Villaviciosa, Tornón, río Llovones, La Riera, Carrandi, Prado, Berbes, Leces y Ribadesella.

Su altitud no sobrepasa los 180 m. en su parte oriental y los 120 en la occidental, con la excepción del monte Areo, modelado en la cuarcita armoricana al Oeste de Gijón, en que se conservan restos de una superficie plana de 260 m., y al cual hemos considerado dentro del Reborde Litoral por estar rodeado por terrenos de cota inferior. En su mayor parte está ocupado por terrenos sedimentarios post-Hercinianos, Pérmico, Jurásico y Cretácico, que sufrieron aplanamiento durante el Cuaternario y fueron posteriormente elevados, con encajamiento de los cursos de agua, por lo que el Reborde Litoral muestra restos de estas superficies planas muy afectadas por la erosión posterior.

El Escalón Intermedio se encuentra enclavado entre el Reborde Litoral al Norte; el macizo de Tineo al Oeste, del que lo separa el río Narcea entre Santiago, cerca de Grado y el castillo de Bardines, junto a Muros de Nalón; el macizo de las Sierras Planas al Este, limitado por el río Pivierda entre La Riera al Norte y su nacimiento en la collada de Anayo, de donde pasa al arroyo de Villar y río de Borines hasta alcanzar la Depresión Longitudinal a la altura de Vallobal; y por último, por Sur, linda con la Depresión Longitudinal, cuyo limite se traza desde Santiago, al Sur de Doriga en el río Narcea, por una línea que pasa por Villapañada, Peñaflor, Bonielles, Rondiella, Posada de Llanera, Pruvia, Pañeda Nueva, Muncó, Ordiales, Castañeda, La Vega de Sariego, Camás, Lodeña y Vallobal.

El sustrato está formado casi en su totalidad por rocas post-Hercinianas, excepto en su extremo occidental en que éstas han sido eliminadas por la erosión. El límite Norte es principalmente erosivo, debido al retroceso de un escarpe creado como resultado de levantamiento en bloque, por acción de la erosión fluvial y subárea. El Escalón Intermedio está formado por elevaciones generalmente amplias, de cima plana, por estar constituidas por rocas dispuestas horizontalmente y con alineaciones Norte-Sur, que se deben al encajamiento de los cursos de agua, perpendiculares a la línea de costa. Su altitud se encuentra entre 500 y 700 metros, destacando así entre el Reborde Litoral, de alturas cercanas a los 160 metros, y la Depresión Longitudinal, entre 200 y 350 m., aumentando de Oeste a Este.

La Depresión Longitudinal se sitúa al Sur del Escalón Intermedio y constituye una región deprimida, alargada y afluentes del Nalón, y estrecha, de dirección Este-Oeste, que se ensancha apreciablemente en su extremo occidental y en cuyo centro se encuentra el bloque del Naranco. Limita por el Norte con el Escalón Intermedio hasta Vallobal y desde esta localidad hacia el Este con el macizo de las Sierras Planas por el escarpe que pasa por Miyares, Pendás, Les Roces, Llueves, Cardes y Corao.

Su borde Sur, algo difuso en el extremo occidental, se dirige desde el río Narcea, al Sur de la Doriga, por El Fresno, Rañeces, Trubia, San Esteban de las Cruces, Limanes, Tiñana, Molledo de Abajo, Valdesoto, Aramil, Lieres, Llames Bajo, Piloñeta, río de Fuensanta, Pintueles, Argandenes y desde aquí hacia el Suroeste por Riedes, Ques, Berones, Cuerries y luego hacia el Norte por Arenas, El Otero, Mestes, Villamayor, Caldevilla, Parres, Cangas de Onís, río Gueña y Corao.

La Depresión Longitudinal está ocupada por materiales post-Hercinianos de edades entre Pérmico y Terciario, que forman relieves suaves, en general por debajo de los 350 m. de altitud y alineaciones definidas por los cursos de agua, sin manifiesto control estructural. Está recorrida en dirección Este-Oeste por los rios Nora y Noreña, afluentes del Nalón, y por el Piloña, afluente del Sella, hallándose la divisoria hidrográfica en el alto de Quintana, entre Pola de Siero y Nava. Destaca como zona deprimida, entre los 600-700 m., a ambos lados del Escalón Intermedio y del extremo Norte de la Cuenca Central. Su borde Sur es un contacto entre las rocas más blandas post-Hercinianas y el basamento Paleozoico, mientras que el Norte es un borde complejo producido por fracturación y plegamiento durante la orogénesis Alpina.

La Cuenca Central es un área que aparece deprimida por los bordes oriental y occidental, descendiendo hacia el Norte hasta la Depresión Longitudinal, y alcanzando grandes alturas en su borde Sur, junto a la divisoria hidrográfica. Por el Norte limita con la Depresión Longitudinal, por el Oeste con el macizo de las Sierras Centrales, mediante un escarpe que está poco definido en las cercanías de la Depresión Longitudinal y que se dirige desde San Esteban de las Cruces, por el arroyo de Bendones y río Nalón, hasta Olloniego, y desde aquí por Valmurián al pie del Mandarrón, hasta Baiña, La Rociella y La Foz, al pie del Monsacro y del Aramo, por Rioseco hasta la Cobertoria. Desde aquí sigue el cordal de Lena hasta Cueto Lobos, cabecera del barranco de La Jomezana, Pie de la Portiella, Armada, alto del Pando y puerto de Pajares.

A partir de aquí, sigue el limite Sur la divisoria hidrográfica por la sierra de los Pasos de Arbas al Cueto de los Tres Concejos (2.020 m.), puerto de Piedrafita (1.690), pico de la Laguna (1.967), La Fitona (2.110) y puerto de Vegarada (1.560).

Debido a la abundancia de rocas pizarrosas, poco resistentes, la mayor parte de las elevaciones de la Cuenca Central son romas y amplias, sin control estructural definido, con una red hidrográfica controlada por los ríos Nalón y San Isidro, de dirección Noroeste-Sureste. Por ello su morfología es claramente diferente de las áreas que la rodean.

Las Sierras Sudorientales se sitúan al Este de la Cuenca Central y limitan al Norte con la Depresión Longitudinal, entre Piloñeta y Cangas de Onís, al Este con los Picos de Europa mediante el río Sella, entre Cangas de Onís y el desfiladero de Los Beyos, y por el Sur con la divisoria hidrográfica desde el puerto de Vegarada por el pico Nogales (2.076), pico de Fuentes (2.022), Toneo (2.094), pico de Valmartín (1.927), peña del Viento (2.000), Picota de las Hazas (2.022), Valdevezón (1.885), Las Cuerdas (1.807), sierra de Mangayo (1.876), puerto de Tarna (1.490), Abedular (1.813), puerto de Ventaniella (1.445). Peña Pileñes (1.986), Collada del Cardal (1.786), pico del Cordal (2.140), puerto de la Fonfria (1.548), Valdemagán (1.847), y desde aquí, por el río Sera al río Sella, hasta el puente de Angoyo.

Se trata de un área de altitud intermedia entre la Cuenca Central y los Picos de Europa, con una gran homogeneidad morfológica, caracterizada por sus sierras de rocas Paleozoicas, alargadas y estrechas y con un gran control estructural, en que alternan áreas amplias fundamentalmente deprimidas, formadas por pizarras Carboníferas con otras más masivas, elevadas, constituidas por cuarcitas y calizas Paleozoicas.

Las Sierras Planas están limitadas al Norte por el Reborde Litoral, entre Colunga y Ribadesella, y a partir de aquí por el mar Cantábrico hasta Bustio. Por el Este limitan con el Escalón Intermedio y por el Sur con la Depresión Longitudinal, entre Vallobal y Corao, y desde aquí con los Picos de Europa por el río Güeña hasta La Rebollada, alto de las Estazadas y río Casaño hasta Arenas de Cabrales, en que éste se une al Cares, y constituyen ya el limite hasta su unión con el Deva cerca de Panes, siendo el Deva el limite oriental desde aquí hasta Bustio.

Manifiesta este macizo una morfología homogénea por su constitución geológica de rocas Paleozoicas, en que predominan las calizas Carboníferas, con abundancia de pizarras de esta edad en la parte occidental y ausencia de ellas en la oriental. Su altitud es considerablemente mayor que la del Escalón Intermedio, descendiendo también bruscamente hacia la Depresión Longitudinal y hacia el surco ocupado por los ríos Güeña, Casaño y Cares, que lo separa de los Picos de Europa. Su característica fundamental es la presencia de sierras con cima plana, que pueden llegar a superar los 1.100 m., como ocurre con el Sueve y sierra del Cuera, existiendo otros niveles planos de altitudes descendentes hasta los 100 m. La red hidrográfica suele ser perpendicular a la costa, y los desniveles de rocas post-Hercinianas dan lugar a relieves más suaves, como los existentes cerca de Colombres. El modelado cárstico es muy importante en este macizo, que presenta numerosas dolinas, poljés, formas de lapiaz, simas, etc.

Por último, el macizo de Picos de Europa está limitado al Oeste por el rio Sella, que lo separa de las Sierras Sudorientales y por el Norte por los ríos Güeña, Casaño y Cares, que lo separan de las Sierras Planas. El limite Sur lo constituye una línea que partiendo del río Sella (400) asciende hasta la sierra de Beza (1.900), para descender luego a la Cotera de Escabaño (1.516) y río Dobra (1.230), subiendo de nuevo hasta El Llastral (2.300), La Forcadona (2.420), Torre Parda (2.396), Torre Blanca (2.290), pico de la Aliseda (2.129), Jultayu (1.935), baja después a la Canal de Párvulas (1.300), Cabezo del Cubo (1.650) y río unión con el río Cares, junto a la localidad de Panes.

La parte Sur de esta división coincide con la definición tradicional de los tres macizos de los Picos de Europa, caracterizados por sus formas masivas e impresionantes, debidas a una litología caliza homogénea, mientras que en la Norte, ocupada en gran parte por la cuenca de Gamonedo, el relieve es mucho más suave, con alineaciones marcadas por la mayor abundancia de rocas pizarrosas más blandas,-que ocupan la depresión que separa el macizo de Picos de Europa de los circundantes.