Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Vino
Vinos dulces o de licor
ÍNDICE
Publicidad

Existen muchos tipos de vinos dulces diferentes que se distinguen, principalmente, por los procesos tecnológicos que se han seguido para conseguir que el vino quede dulce después de la fermentación.

Elaboración

Un procedimiento bastante drástico y un poco grosero consiste en añadir alcohol al vino en fermentación, cuando aún no ha terminado esta y, por tanto, la masa continúa siendo dulce. Son los llamados "mistelas" o "vinos de licor o licorosos" propiamente dichos, aunque, según otras versiones, se deja reservado este nombre, un poco eufemísticamente, para denominar a un determinado tipo de vino dulce.

En las zonas cálidas, como en España y en otros países mediterráneos, en donde la riqueza de azúcares es normalmente elevada, no existe necesidad alguna de realizar prácticas complementarias que aporten los azúcares que pudiesen faltar, para que puedan, de forma natural, quedarse dulces después de la fermentación.

En los países vitivinícolas más septentrionales, es decir, los del norte y el centro de Europa, las condiciones naturales en las que se desenvuelve la viticultura hacen que el contenido natural en azúcares de las uvas sea relativamente bajo y, por lo tanto, se obtienen vinos de baja graduación alcohólica y con escasas posibilidades de perpetuarse durante mucho tiempo. Este hecho ha provocado una tendencia a buscar soluciones que permitan el enriquecimiento natural en el contenido de azúcares de la uva por procedimientos muy diversos, aprovechando diversas especificidades de la zona, como los ataques de la "podredumbre noble" ("auslese"), el congelado de las uvas en la cepa ("eiswein"), la dilatación en el tiempo del momento de la cosecha (vendimias tardías o "spätlese") o combinaciones de ellas ("beerenauslese" y "trockenbeerenauslese").

Los vinos dulces españoles son, en general, o mistelas o vinos dulces naturales propios de países cálidos. En estos últimos vinos, la aromaticidad procede, en su mayor parte, de la variedad con la que están elaborados: Moscatel Malvasía Pedro Ximénez aun cuando en muchos de ellos se efectúen también prácticas específicas que contribuyen a configurar la personalidad de cada tipo de vino, como el "asoleado" de la Pedro Ximénez la crianza de los diferentes tipos de Oporto o el "estufado" de los Madeiras.

Maridaje

El resultado son vinos con una fuerte personalidad y un destino muy específico como acompañantes de los postres, para final de comidas o para tomar entre horas. Los Pedro Ximénez son vinos de postre que ponen un maravilloso colofón a una comida, prolongando dulcemente la sobremesa. Ya sean dulces naturales, vendimias tardías o mistelas, los Moscateles son extraordinarios vinos de postre, perfectos, por ejemplo, para acompañar a nuestros dulces regionales, sobre todo los que se elaboran a base de miel, huevos y almendras, que tienen su máxima expresión en los turrones y las yemas. En general, los vinos dulces de Malvasía elaborados en Canarias son untuosos y afrutados, con aromas y sabores minerales. Son vinos de postre, tiernos y delicados, que merecen la compañía de una receta dulce al menos tan tierna y delicada como ellos.