Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Libreta de apuntes
Melisa
ÍNDICE
Publicidad

¿Qué es la melisa?

El toronjil, melisa, citronela u hoja de limón (Melissa officinalis) es una hierba perenne de la familia de las lamiáceas, nativa del sur de Europa y de la región mediterránea. Apreciada por su fuerte aroma a limón, se la utiliza en infusión como tranquilizante natural, y su aceite esencial se aprovecha en perfumería.

Melisa
Melissa officinalis (Köhler's Medizinal-Pflanzen, Köhler 1887)
1: flor sin abrir; 2: flor abierta; 3: flor en sección longitudinal; 4: corola en vista anterior; 5: estambres; 6: grano de polen; 7: cáliz con gineceo (flor desprovista de corola); 8: gineceo; 9: ovario; 10: ovario en corte longitudinal (la parte fértil, con primordios seminales, se encuentra en el ápice); 11: sección transversal del ovario a la altura de los primordios seminales; 12: cáliz en la fructificación (el fruto está en el fondo del tubo); 13: clusas (fragmentos monospermos del fruto); 14: clusas en sección longitudinal y transversal

Clasificación científica

Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Lamiales
Familia: Lamiaceae
Subfamilia: Nepetoideae
Tribu: Mentheae
Género: Melissa
Especie: M. officinalis
Nombre binomial
Melissa officinalis

Sinomías

Mutelia officinalis (L.) Gren. ex Mutel, Fl. Franç., Suppl.: 87 (1838).
Faucibarba officinalis (L.) Dulac, Fl. Hautes-Pyrénées: 402 (1867).
Thymus melissa E.H.L.Krause in J.Sturm, Deutschl. Fl., ed. 2, 11: 117 (1903).
subsp. altissima (Sm.) Arcang., Comp. Fl. Ital., ed. 2: 427 (1894). del sur de Europa al Cáucaso.
Melissa altissima Sm. in J.Sibthorp & J.E.Smith, Fl. Graec. Prodr. 1: 423 (1809).
Melissa officinalis subvar. altissima (Sm.) Nyman, Consp. Fl. Eur.: 587 (1881).
Melissa romana Mill., Gard. Dict. ed. 8: 2 (1768).
Melissa officinalis var. romana (Mill.) Woodv., Med. Bot. 3: 398 (1792).
Melissa bicornis Klokov, in Fl. RSS Ukr. 9: 659 (1960).
subsp. inodora Bornm., Beih. Bot. Centralbl. 31(2): 250 (1914). Del este del Mediterráneo al este de Irak.
Melissa inodora Bornm., Verh. K. K. Zool.-Bot. Ges. Wien 48: 617 (1898), nom. illeg.
subsp. officinalis. De Eurasia, cultivada en todo el mundo.
Melissa cordifolia Pers., Syn. Pl. 2: 132 (1806).
Melissa hirsuta Hornem., Hort. Bot. Hafn. 2: 562 (1815).
Melissa foliosa Opiz ex Rchb., Fl. Germ. Excurs.: 329 (1831).
Melissa graveolens Host, Fl. Austriac. 2: 128 (1831).
Melissa taurica Benth., Labiat. Gen. Spec.: 393 (1834).
Melissa corsica Benth., Labiat. Gen. Spec.: 732 (1835).
Melissa occidentalis Raf. ex Benth., Labiat. Gen. Spec.: 732 (1835).3

Nombres comunes

  • Castellano: abejera, abeyera, albedarumbre, apiastro, bedaranjí, cedrón, cidrón, cidronela, cidronella, citraria, hierba buena, hierba cidra, hierba limonera, hierba luna, hoja de limón, limoncillo, limonera, limonera borde, melisa, melisa oficinal, te de calazo, torojil, torongil, torongil cidrado, torongil de limón, torongilla, torongina, toronja, toronjí, toronjil, toronjil falso, toronjina, verde-limón, yerba cidrera.
  • Català: - Citronella - Melissa - Tarongina
  • Euskara: - Garraiska-belar
  • Galego - Português: - Cidreira - Melissa - Trunjil - Herva cidreira
  • Français: - Mélisse - Citronelle
  • English: - Lemon balm
  • Italiano: - Melissa
  • Deutsch: - Melisse - Zitronenkraut

Descripción

M. officinalis es una hierba perenne, hemicriptófita, con los tallos herbáceos rastreros, ligeramente lignificados en la base, de sección cuadrangular y hasta casi 1 metro de altura, ligeramente pilosos. Las ramas son erectas y anuales. Presenta hojas opuestas, claramente pecioladas, de hasta 9 x 7 cm, con el limbo ovado y el margen dentado, de color verde intenso, con la superficie pilosa.

En verano florece, dando lugar a flores pentámeras, pedunculadas, dispuestas en verticilastros, con el cáliz de hasta 1,2 cm, bilabiado, tubular, y la corola blanquecina, también en tubo abierto con dos labios cortos. Los estambres son cuatro, didínamos, fusionados con la corola. El ovario es súpero. Son ricas en néctar, atrayendo polinizadores himenópteros, a lo que deben su nombre ya que melissa significa "abeja melífera" en griego. El fruto es una legumbre tetraseminada.

Habitat

La melisa es originaria de la cuenca del Mar Mediterráneo. Difundida por el cultivo, se ha naturalizado en toda la Europa templada. Crece de forma silvestre en prados húmedos, claros de bosque, a la vera de los ríos o en setos y campos cultivados, sobre suelos ricos en materia orgánica.

Requiere suelos arenosos, bien drenados, y no es exigente en materia de sol. Salvo en climas cálidos, pierde el ramaje en invierno, volviendo a brotar a comienzos de primavera.

Dispersa en buena parte de la Península, probablemente naturalizada a partir de antiguos cultivos.

En Europa se cultiva abundantemente en jardines y se encuentra espontánea en lugares soleados de hasta 1000 metros de altitud.

Cultivo

La melisa es una planta de cultivo muy sencillo ya que se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque lo prefiere fértil y permeable, exposición soleada, pero con algo de sombra en regiones de verano muy cálido. Se da en cualquier suelo bien drenado y tolera sin problemas los suelos pobres y arenosos donde el sol da con intensidad.

Tan solo habrá que arrancar las malas hierbas, cortar los tallos que se pudran durante el otoño y remover la tierra próxima a las raíces.

En otoño, la melisa pierde el agradable olor a limón que desprende en verano sus flores azules y blancas. En este momento se debe cortar a unos 20 cm. del suelo. Brotará de forma densa en primavera.

La Melisa también se adapta a terrenos donde da un poco de sombra. De hecho, las hojas que tienen mejor color son las de aquellas plantas que se cultivan parcialmente a la sombra.

En los climas muy cálidos, para que la planta se desarrolle correctamente deberá recibir sombra durante las horas centrales del día.

En invierno sufre con las bajas temperaturas y es necesario protegerla en climas con heladas fuertes.

Es una planta que tolera muy bien los periodos de sequía y que no se debe regar apenas durante el invierno.

Como es una planta que tolera bien los suelos pobres y secos irá muy bien para plantarlas al borde de un camino o sendero en el jardín. Así, su fragancia impregnará el aire a medida que se pasea.

Es necesario el abonado mineral todos los años.

Se puede tener toronjil fresco todo el año si se planta en tiestos.

Un buen método consiste en cultivar el toronjil en macetas hundidas u otros contenedores para evitar que se extienda de forma excesiva haciéndose invasiva.

Multiplicación

Por división de sus raíces, que se deben separar en pequeñas porciones que al menos contengan 3 o 4 brotes y que se deberán plantar con una separación de unos 60 centímetros.

Por semillas. Para germinar necesita calor, por lo que sólo se puede, o es mejor, sembrar en verano.

Lo más frecuente es tomar esquejes en primavera o en otoño, y plantarlos en hileras a unos 30 cm de distancia unas de otras y dejando 40 cm entre plantas.

Estas plantaciones se mantienen húmedas algunos días; después es necesario escardar y limpiar a menudo.

La mejor época para la propagación de la Melissa officinalis es durante la primavera o el otoño.

Lo aconsejable es que no se haga entrado el otoño, después de octubre), ya que las raíces no tendrían tiempo para asentarse antes de la llegada de las heladas.

Recolección

Para usar las hojas frescas se cortan las más tiernas y están disponibles casi todo el año.

Se cosecha antes de la floración.

Cuando ha alcanzado suficiente desarrollo, cortar ramas con lo cual podemos obtener la hierba seca que mantendrá el perfume. Para ello cortarlas, formar ataditos y colgarlos con las hojas para abajo en un lugar bien ventilado, pero a la sombra.

Para secar se cortan los tallos antes de que florezcan. Se hacen manojos y se secan inmediatamente para que las hojas no se deterioren. En pocos días estarán las hojitas crujientes, es el momento de molerlas y guardarlas en frascos bien cerrados.

Para esta operación debemos elegir días de bajo porcentaje de humedad ambiental, para que en la operación de secado no se produzcan hongos que afectarían el resultado final.

El lugar de secado debe ser sombrío y estar bien ventilado.

Propiedades

La Melisa no destaca por sus cualidades estéticas, sino por sus cualidades herbales y aromáticas. Las partes herbáceas poseen un intenso aroma a limón cuando se las machaca, debido a su contenido en terpenos, citronella, citronelol, citral y geraniol. En la cocina, su sabor alimonado da frescor a las comidas. Se utilizan en aromaterapia.

Se le atribuyen propiedades antispasmódicas; se emplea en la reanimación de desmayados y como calmante natural. Se consume sobre todo en infusión ligera.

En las palpitaciones de origen nervioso la melisa tiene la propiedad de tranquilizar el músculo cardiaco y restablecer el ritmo normal del corazón.

Usos

La Melissa es utilizada en algunos dentífricos, debido a sus propiedades antisépticas y aromáticas. En Argentina es uno de los "yuyos" (hierbas) con los que en muchas ocasiones se aromatiza el mate bebido con bombilla.

También se utiliza como repelente de mosquitos, sin afectarle a niños ni bebés. Además se usa como infusión para curar el dolor de estómago.

Se usa también en la fabricación de cosméticos.

El aceite esencial es empleado en medicina.

Usos gastronómicos

También resulta agradable por su delicado sabor a limón en refrescos, infusiones, macedonias, helados y bebidas veraniegas.

Sus hojas suelen utilizarse para dar aroma y sabor al té tanto frío como caliente. También se utilizan las hojas para condimentar platos como substitutivo de la cáscara del limón. Las hojas se utilizan, tanto frescas como secas, para aromatizar ensaladas, salsas, sopas, platos de carne y de verduras, postres y confituras.

Las hojas frescas dan un sabor alimonado a ensaladas, sopas, salsas, vinagres de hierbas, caza y pescado, especialmente en España, y son un ingrediente del agua del Carmen, Licores como el Benedictine y el Chartreuse y cordiales de vino.

Las hojas se utilizan en la preparación de ensaladas. Las hojas frescas, junto con hierbabuena fresca y flor de azahar, se utilizan en algunos cafés de Tánger para aromatizar el té verde.

Las hojas frescas pueden confitarse para decorar bizcochos, y usarse para aderezar el pescado y otros platos.

Añadidas en el último minuto a bebidas refrescantes y macedonias y en recetas, sustituyendo a la corteza de limón.

Las hojitas tiernas y enteras de melisa, están muy ricas acompañando postres, ensaladas de frutas y licores.

Hay que tener en cuenta que no se deben cocer sus hojas, porque perderían mucho aroma.

Las hojas secas se preparan en infusión.

Uso medicinales

La melisa es renombrada principalmente como hierba relajante y buena para el corazón.

En la medicina popular se usa contra la ansiedad y la depresión así como para calmar las palpitaciones del corazón.

Hoy día se aprecia todavía como tisana tónica y sedante que, según la leyenda, contiene la fórmula de la longevidad. Era muy estimada por los estudiantes, pues aleja la pesadez de la mente, aguza el entendimiento y aumenta la memoria.

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Indicaciones

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomienda uso tradicional de la infusión y de los extractos hidroalcohólicos, por vía oral, en el tratamiento sintomático de trastornos digestivos: espasmos leves, distensión abdominal, flatulencia, así como en trastornos del sueño de origen nervioso, inquietud e irritabilidad. ESCOP recomienda además el empleo del extracto acuoso por vía tópica en el tratamiento del herpes labial. Se ha descrito que el extracto acuoso seco estandarizado de hoja de melisa, aplicado por vía tópica en forma de crema, ejerce una actividad protectora frente a infecciones por virus del herpes simple, siendo mayor su eficacia cuanto antes se inicie el tratamiento.

La droga y sus preparados se emplean también como aromatizante, tanto en la industria farmacéutica como alimentaria, y en perfumería.

Efectos secundarios

Normalmente, en usos medicinales adecuados, la melisa no presenta efectos secundarios. Sin embargo, aunque en muy pocas ocasiones, se han mencionado unas pocos:

  • El uso de la melisa en enfermos de hipotiroidismo podría agravar la enfermedad
  • El uso de la melisa en personas que toman medicamentos convencionales para sedar el organismo podría acentuar los efectos de estos.
  • El uso de la melisa en enfermos mentales podría producir efectos adversos.
  • Usado externamente, puede producir irritaciones en contacto con la luz, por lo que se aconseja tapar la zona afectada del contacto de la luz y no utilizarlo en caso de exposiciones prolongadas o de alta montaña.

La melisa, tomada en dosis más altas de las necesarias puede producir efectos adversos que se manifiestan en síntomas como dolor de cabeza, confusión, falta de agilidad mental, nerviosismo, irritabilidad, etc.

El aceite esencial de melisa resulta desaconsejado en el embarazo puesto que puede producir abortos. Tampoco resulta adecuado en la lactancia. Es una planta ligeramente narcótica en dosis bajas, pero que resulta peligrosa cuando se utiliza en dosis elevadas. La melisa es una hierba que produce somnolencia. No debe tomarse durante el día si se requiere estar " bien despierto".

ADVERTENCIA: Atención, si usted está enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.

Precauciones

El aceite esencial de la melissa es extremadamente tóxico, por ello debe cuidarse que esté muy diluido cada vez que se use pero aún así no debe tomarse en ciertas circunstancias.

Este aceite contiene, entre otras sustancias,las siguentes:

  • Ácido protocatecuico: Tóxico para los riñones y el hígado
  • Benzaldehído: narcótico
  • Metil-eugenol: narcótico
  • Eugenol: irritante, neurotóxico, depresor del sistema nervioso central
  • Linalool: Depresor del sistema nervioso central
  • Geraniol: emético ( vomitivo)
  • Mirceno: irritante
  • Citronelal: irritante
  • Citronelol: irritante
  • Timol: irritante

El aceite esencial de melisa no diluido es muy tóxico. En grandes dosis produce narcosis y esta considerado un estupefaciente. Dosis superiores a 2 g al día tienen producen hipotensión, pulso lento y dificultad respiratoria.

Entre los principales síntomas que puede producir una intoxicación por aceite esencial de melisa tenemos los siguientes:

  • Temblores
  • Convulsiones
  • Somnolencia
  • Alucinaciones
  • Debilidad muscular
  • Problemas respiratorios
  • Convulsiones

Los preparados con melisa , a menos que lo prescriba el médico, no deben utilizarse durante el embarazo y la lactancia.

Se considera que la melisa puede llegar a producir malformaciones en el feto (teratógeno) por acción del citral y del citronelal.

Además, debido a las propiedades uterotónicas del ácido oleanólico contenido en la melisa, los preparados de planta puede producir estimulación del útero y producir abortos.

Los principios tóxicos de la melisa se transmiten a través de la leche al bebé.

Además de las mujeres embarazadas, lactantes y niños pequeños, tampoco deberían tomar preparados con valeriana las siguientes personas:

  • Las personas que tienen algún problema psiquiátrico no deberían tomar preparados de melisa sin consultar con su médico previamente.
  • Las personas que deben realizar trabajos que requieran mucha atención no deben tomar preparados de melisa durante el día. Por ejemplo, aquellas personas que trabajan con máquinas peligrosas o conducen vehículos. La melisa produce somnolencia y podría ser la causa de algún accidente laboral o accidente de tráfico. En este caso, es conveniente tomarla por la tarde y un rato antes de irse a dormir
  • Las personas que tengan alguna enfermedad de la tiroides tampoco deben usar preparados de melisa sin consultar previamente con su médico. La melisa tiene una acción antitiroidea, por lo que podría empeorar el hipotiroidismo.
  • Enfermos con problemas de nervios, estrés, depresión, ansiedad, etc que están tomando medicamentos sedantes. Esto afecta a los medicamentos químicos no a plantas medicinales. Por lo tanto, la melisa puede combinarse con otros hierbas con propiedades similares como la valeriana, la manzanilla y otros complementos.
  • Las personas que están siendo sometidas a un proceso de deshabituación al alcohol no deberían tomar preparados alcohólicos de melisa

Documentación

http://articulos.infojardin.com
http://www.avogel.es
http://www.botanical-online.com
http://www.farmazia.ehu.es/
http://fichas.infojardin.com
http://www.fitoterapia.net
http://www.uni-graz.at
http://es.wikipedia.org