Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Té amarillo
Índice
Publicidad

El té amarillo es tradicionalmente un té semifermentado o fermentado parcialmente y es comparable al Té Azul o Oolong. Durante su producción, un experimentado maestro se basa en su instinto para determinar el momento exacto en que se debe parar su proceso de oxidación. Debido a sus efectos estimulantes y a sus múltiples cualidades placenteras, el consumo de este té estuvo considerado durante mucho tiempo un privilegio restringido a los monjes budistas.

Este té tiene un aspecto y aroma diferente a los demás tés y contiene, al margen de las hojas, muchos tallos.

Este té tiene una hoja multicolor con tonos bronce, marrón-dorado y verde, similares al Pai Mu Tan. La taza ofrece un calidoscopio de colores similares a los del albaricoque. El sabor es suave con unas reminiscencias de papaya y especias.

Posee un cuerpo definido y bastante singular que puede llegar a ser un poco agrio. De fresca fragancia, deja la boca limpia y seca. Al beberlo, su sabor entre dulce y amargo, queda instalado en la punta de la lengua.

Para lograr el característico color de esta rara variedad de té, las hojas se dejan madurar en lugar de fermentarlas. Su sabor puede ser un poco agrio, pero su aroma es fresco y limpio.

El proceso del manipulado se distingue básicamente en que la fermentación es muy breve y se frena mediante calor, generalmente calor seco en China.

Esta reacción química además cambia la composición de varios de los componentes de la hoja. Los taninos se vuelven aromáticos y otras sustancias disminuyen y/o cambian. Este té se elaboró en origen por monjes budistas y taoistas y se basa en una larga tradición. Sin embargo, no existen ni de lejos, tantas variedades de él como de otros tés negros o verdes. En la elaboración del té hay divergencias locales.

Propiedades

  • Tiene un efecto vigorizante sobre el metabolismo y la digestión.

  • Ayuda a combatir el frío tomándolo caliente y quita la sed tomado frío.

  • Ayuda en la digestión de grasas animales.

  • Protege contra la caries por su contenido de flúor.

  • Aporta una gran cantidad de minerales como calcio, magnesio, hierro, fósforo, etc

Variantes

  • Chun Shan Yin Chin

  • Jun Shan Yin Zhen

  • Mao Chien

  • Huang.

Preparación

2-3grs. (una cuchara de las de postre llena por taza de aproxinadamente 180 – 220 ml) a los que se añade agua caliente de aproximadamente 80-85º, dejándolo reposar durante un tiempo que puede oscilar entre 2 y 3 minutos, según se quiera más o menos intenso. Los buenos y excelentes se infusionan varias veces. Será muy conveniente seguir las instrucciones de la etiqueta que acompaña los tés. Una segunda infusión saldrá muy buena en la mayoría de los tés y contiene menos o nada de cafeína pero sí todo lo demás, particularmente los minerales. Por lo tanto, ideal para personas susceptibles a desvelarse tomando cafeína.

Este té no es muy adecuado para tomarlo frío. Para endulzar: miel, azúcar de caña o de palmera.

Nota Pese a todas estas informaciones acerca de este producto, no existen evidencias contrastadas acerca de la certeza de las mismas que estén basadas en estudios rigurosos con métodos científicos por lo que deben considerarse con la debida prudencia especialmente cuando se mencionan beneficios en la prevención e incluso curación de graves enfermedades.
ADVERTENCIA: si usted está¡ enfermo o cree que pudiera estarlo acuda a su médico, solo el puede ofrecerle un diagnostico y un tratamiento adecuado a su caso.