Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
La Página de Bedri
Vino
Calatayud
ÍNDICE
Publicidad

Zaragoza - Aragón, España.

En la Denominación de Origen más extensa de Aragón, el viñedo tiene una larga tradición a sus espaldas y, como en otras muchas zonas de España, sus ancestros se remontan hasta la época romana.

Área Geográfica:<

Ocupa un territorio en cuyo fondo discurren los ríos Jalón, Jiloca y Mambles y alguno de sus afluentes, abarcando un gran perímetro en el que se incluyen 42 municipios que forman parte de la antigua Comunidad de Calatayud, la cuarta provincia aragonesa, según sus habitantes. Todo el área tiene como centro geográfico y neurálgico a la ciudad de Calatayud.

Sus límites son relativamente imprecisos, desde un punto de vista fisico-geográfico, pero perfectamente definidos por incluir términos municipales concretos. En total son 43 los municipios incluidos en la Denominación de Origen.

El área de producción comprende 43 municipios en el sureste de la provincia de Zaragoza, encabezados por el término de Calatayud.

Municipios:

os municipios adscritos a Denominación de Origen Calatayud son los siguientes: Abanto, Acered, Alarba, Alhama de Aragón, Aniñón, Ateca, Belmonte de Gracián, Bubierca, Calatayud, Carenas, Castejón de Alarba, Castejón de Las Armas, Cervera de La Cañada, Clarés de Ribota, Codos, Fuentes de Jiloca, Godojos, Ibdes, La Vilueña, Maluenda, Mara, Miedes, Monterde, Montón, Morata de Jiloca, Moros, Munébrega, Nuévalos, Olvés, Orera, Paracuellos de Jiloca, Ruesca, Sediles, Terrer, Torralba de Ribota, Torrijo de La Cañada, Valtorres, Velilla de Jiloca, Villalba del Perejil, Villalengua, Villarroya de La Sierra.

 

Historia

La primera referencia escrita sobre la calidad del vino de esta comarca data del siglo I, cuando el historiador romano Marco Valerio Marcial ensalzaba las nobles cualidades del vino de Augusta Bílbilis, hoy llamada Calatayud.

El cultivo de la vid en la zona se remonta al siglo II a. C. confirmado con el hallazgo de un lagar en el pueblo Celtíbero de Segeda, situado entre los términos municipales de Belmonte de Gracián y Mara. La primera referencia escrita sobre la gran calidad de los vinos de la Comarca se remonta al siglo I y su autor es Marco Valerio Marcial, historiador que nació en la ciudad romana de Bílbilis. Bílbilis Augusta fue una ciudad floreciente en su época y en sus cercanías los árabes fundaron la actual Calatayud. Los romanos desarrollaron la vid, los musulmanes la abandonaron y los cristianos volvieron a destacar su importancia durante la reconquista como cultivo colonizador. A finales del siglo XII los monges del Cister promovieron la plantación de la vid en esta zona y fundaron el Monasterio de Piedra, y sus bodegas dan fe de la importancia de la vid en las tierras de su entorno. Con la llegada de la filoxera a Francia los viñedos se extendieron hasta superar las 44.000 ha. Sin duda las buenas comunicaciones ferroviarias de Calatayud favorecían las exportaciones de vino y, en consecuencia, el cultivo de la vid. En la década de los años 60 los viticultores se unen y crean las cooperativas. Posteriormente viendo la calidad de los vinos los viticultores solicitaron la creación de esta Denominación de Origen hasta su ratificación en 1989.

Condiciones físicas:

Esta amplia zona, perteneciente a la gran región natural del Valle del Ebro, queda enmarcada por las formaciones montañosas que se desprenden del macizo del Moncayo, y se organiza alrededor de una compleja red hidrográfica formada por los afluentes del Ebro, Jalón, Jiloca, y otros menores.

En general, tiende a integrarse en este área, todos los viñedos cultivados en las zonas altas de las Sierras de Armantes, Algairen, Virgen, Vicort y Modorra, por lo que están cultivados a una elevada altura, comprendida entre los 600 y 850 m sobre el nivel del mar, huyendo así de los excesivos calores de la profundidad de los valles y de las fuertes heladas en los mismos, ya que el aire frío, por ser más pesado que el caliente, se acumula en las zonas bajas, donde, por permanecer estático, produce la temida helada negra.

La extraordinaria altitud a la que se realiza el cultivo provoca una atemperación de los excesivos calores que existen en la fosa del río en el verano y disminuye los riesgos de heladas tardías en primavera o anticipadas en otoño.

Se trata de terrenos pedregosos de elevada proporción caliza y pobres en nutrientes. Son tierras pardas asentadas sobre margas y areniscas, de sinuosa orografía en plena estribación del Moncayo y con un nivel de altitud de entre 550 y 880 sobre el nivel del mar.

Visto desde una óptica geomorfológica, la cuenca de Calatayud es una réplica en miniatura de la del Ebro. Ambas se formaron en la era terciaria, fueron en el Mioceno un lago bordeado de montañas donde se depositaron arcillas, margas y yesos y, por esta razón, podemos distinguir tres unidades en nuestra zona: sierras, interior de la fosa y glacis.

Las sierras orientales son elevaciones alpinas de materiales paleozólicos, principalmente cuarcitas y pizarras, como es el caso de la Sierra virgen o la Sierra Vicort. El ramal montañoso occidental es distinto porque, próximo a la provincia de Soria, aparece una serie de superposiciones de materiales depositados allí desde la era secundaria que son muy susceptibles a la erosión.

El interior de la fosa está formada por materiales como arcillas, margas, yesos y calizas duras. Con la implantación de los ríos en el cuaternario se formó el relieve actual a medida que se van erosionando los materiales blandos, pero lo duros resistieron al desgaste formando lo que en la zona se conoce como “castillos”. Ejemplo típico de estos relieves residuales son Morata de Jiloca y el Mesa.

Los glacis, por último, están formados por materiales pedregosos poco rodados procedentes de las sierras próximas que suelen estar acompañados de las arcillas rojizas (“royal”) tan características. Este tipo de suelo está muy disperso entre el relieve atormentado de las sierras y colinas, pero tienen mucha importancia en localizaciones como el piedemonte de la sierras de Armantes y Vicor, o en las tierras altas de Ibdes, lindando prácticamente con Guadalajara.

El clima:

El clima es continental semiárido, con grandes oscilaciones térmicas entre el día y la noche, fríos y duros inviernos y un periodo de heladas de entre cinco y siete meses, que condiciona todos los años la producción. Las heladas suelen ser habituales durante prácticamente seis meses.

La zona tiene una temperatura media anual de 12 a 14°C, con mínimas comprendidas entre los 2 y los 6° y con temperaturas medias, en el mes más cálido, entre los 20 y 24°, disfrutando de 2.800 horas despejado al año.

La pluviometría es del orden de 400 mm., lo que da a la comarca un carácter no excesivamente árido. Se puede decir que la altura del cultivo es una altura límite en nuestras latitudes, pues, por encima de la misma, se acorta excesivamente el período vegetativo y la maduración llega a ser imperfecta.

En resumen, en verano el clima es caluroso durante el día, pero fresco en las noches, lo que es un evidente factor natural de calidad, pues mantiene una tersura y fragancia en el fruto que se trasmite al vino.

El suelo:

En cuanto a los suelos ocupados por el viñedo se trata, en general, de fosas rellenadas por materiales desprendidos de las sierras próximas. Hace unos años este tipo de suelos estaba ocupado totalmente por la viña, pero, poco a poco, esta fue desplazada por otros cultivos más rentables, como el cerezo y el almendro. Esta situación hoy se ha revertido y la viña ha vuelto para ocupar los mejores terrenos, de forma que, se puede afirmar que el viñedo ha abandonado los peores suelos, para continuar en los de mejor calidad.

En general, son suelos de tipo pardo-calizo sobre margas y areniscas alternadas o bien tierras pardas meridionales sobre pizarras cámbricas con cuarcitas y areniscas. Por tanto, son suelos muy aptos para producir vinos de calidad.

El viñedo:

La variedad predominante de uva es la Garnacha tinta, que ocupa casi dos tercios de la superficie total. También se cultivan otras variedades tintas como son la Tempranillo, Syrah, Mazuela, Merlot, Cabernet Sauvignon y Monastrell, y entre las variedades blancas destacan la Viura o macabeo, que ocupa un 22,3 %. La bobal también tiene una fuerte implantación (9,5%), Garnacha blanca, Malvasía y Chardonnay. Las variedades tintas suponen un 83,14 % frente a las variedades blancas que representan el 16,86 % de la superficie total de la Denominación de  Origen (5.621 has). La garnacha ocupa una superficie de 3.195 has, representando el 56,84 % de la superficie total de la D.O. La siguiente variedad más implantada en variedades tintas es la tempranillo, con 1.056,07 has (18,79 % del total). Dentro de las variedades blancas, la viura es la variedad más implantada con 902 has. de viñedo. El resto de variedades tienen escasa incidencia. La vendimia se inicia por lo general a finales de septiembre pudiendo alargarse hasta mediados de noviembre.

En lo que respecta a la viticultura, se ha continuado con un proceso productivo claramente tradicional, esmerando las técnicas de producción, seleccionando variedades y tratando de transmitir hacia el futuro lo más depurado de  los conocimientos tradicionales.

El viñedo se cultiva sobre las antiguas terrazas fluviales, pedregosas y calizas a una altura que oscila entre 550 y 800 metros sobre el nivel del mar, lo cual no deja de ser uno de los factores decisivos para entender la realidad de esta denominación.

Variedades de uvas

Las variedades autorizadas por el Consejo Regulador son las siguientes:

Uvas blancas

Variedades preferentes: Macabeo y Malvasía

Variedades autorizadas: Garnacha blanca, Chardonnay y Moscatel.

Uvas tintas:

Variedades preferentes: Garnacha, Tempranillo y Mazuela

Variedades autorizadas: abernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Monastrell

Los vinos

Calatayud destaca por sus rosados, sin perder de vista sus tintos jóvenes que en general, son más frescos y con menos graduación alcohólica que los del resto de Aragón.

En la producción del vino, se han empleado, de forma juiciosa y prudente, las más modernas tecnologías, por lo que puede decirse que la elaboración del vino está sometida a un proceso de innovación.

Las modernas tecnologías de elaboración han producido una nueva generación de jóvenes tintos, rosados y blancos y atendiendo a las demandas del mercado se han colocado a la cabeza los vinos tintos con un ligero paso por barrica que les aporta aromas terciarios propios de la madera y conservan la fruta de un vino jóven. Los procesos de elaboración, en general, no se diferencian mucho de los realizados en otras D.O., realizándose la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable pudiendo realizar la fermentación maloláctica en acero inoxidable o en barricas de madera. Los procesos de envejecimiento quedan detallados en el Reglamento de la D.O. y en la Legislación española vigente.

Vinos Blancos

Son generalmente monovarietales de viura ó macabeo, y tienen una graduación alcohólica de 10,5º-11,5º. Son pálidos, color amarillo paja pálido con tonos verdosos, frescos y afrutados,  poseen una equilibrada acidez y un sereno aroma afrutado a plátano y a cítricos y con un fondo de fruta tropical. Estos vinos  se consumen jóvenes, sin embargo, hay ya algunas experiencias de fermentar los blancos en barrica, pero por el momento son escasas.

Vinos rosados

Están hechos generalmente con garnacha y tienen entre 11 °_12° y son sangrados a las pocas horas, resultando unos caldos con atractivo color rosa fresa brillante, aromas con tonos florales y afrutados.

Son los más significativos de la Denominación de Origen y tienen bonito y sobresalen por su perfumada fragancia y un más que contrastado equilibrio cuerpo-acidez. De tonalidades rosa-fresa brillantes, son vinos frescos y sabrosos.

Vinos tintos

Los vinos tintos son los vinos más significativos del Denominación de Origen.

Hechos con las variedades tintas existentes en la Denominación de Origen, Tienen una graduación mínima de 12,5°. Son de color rojo obscuro con hermoso vestido. Aroma afrutado. Son sabrosos y plenos en boca.

Los tintos jóvenes son ligeros y suavemente afrutados, en contraposición con los tintos de crianza, sólidos y persistentes, ricos en matices, generosos en cuerpo y sabor, gracias a su envejecido en barricas de roble americano. Los tintos jóvenes afrutados y minerales de color rojo guinda, brillante con ribetes morados, son carnosos y bien estructurados. Largos en su persistencia.

Destacan los vinos etiequetados bajo el distintivo de “Calatayud Superior”. Para su elaboración se utilizan uvas de la variedad garnacha tinta pertenecientes a viñedos de más de 50 años de edad y con unas producciones muy bajas, que no superan en ningún caso los 3.500 Kgs./ha. Además, estos vinos ha de pasar al menos 6 meses en barrica y han de transcurrir más de 10 meses desde su elaboración hasta la comercialización. En su composición, entra un 85% mín. de vino de la variedad garnacha tinta y el 15% restante con vino de otras variedades autorizadas. Son vinos de color rojo picota con aromas de frutas del bosque y frutos rojos y su intensidad aromática deja entrever tonos minerales y balsámicos, envueltos en un toque de madera limpia, con buena entrada en boca, sabrosos, con intensa concentración de fruta y tonos tostados, que dejan un postgusto muy agradable.

Vinos de licor

Elaborados a partir de las variedades Moscatel de Alejandría, Macabeo y Garnacha tinta.

D.O

Los vinos de Calatayud son los que han encontrado el respaldo oficial, en Aragón, en época más reciente, pues su Denominación de Origen proviene de 1989.

http://www.docalatayud.com

Reglamento

Resolución de la DG de Industria y Mercados Alimentarios, de 27 de mayo de 2010 (BOE 17-06-10)

Normas para crianza

Se realizará en todos los casos por el sistema de añada con permanencia mixta en madera y botella, excepto en el vino «añejo» que únicamente se someterá a crianza en madera.

Los envases de madera que se utilicen en este proceso deberán ser de roble, con una capacidad máxima de 10 hectolitros.

Independientemente del tiempo de permanencia mixta en madera y botella expresado en este apartado, en ningún caso la edad del vino será inferior a dos años naturales.

Bodegas inscritas

Bodegas Langa Hnos S.L.
Ctra. Nacional II, Km 241,700
50300 Calatayud. Zaragoza
Tel. 976 881 818
Fax 976 884 463
www.bodegas-langa.com

Bodegas Niño Jesús
C. Las Tablas s/n
50313 Aniñón. Zaragoza
Tel. 976 899 150
Fax 976 896 160
www.satninojesus.com

Bodegas San Alejandro
Ctra. Calatayud-Cariñena, km 16,4
50330 Miedes de Aragón. Zaragoza
Tel. 976 892 205
Fax 976 890 540
www.san-alejandro.com

Bodegas San Gregorio
Ctra. de Villaluenga, s/n
50312 Cervera de la Cañada. Zaragoza
Tel. 976 899 206
Fax 976 896 240
www.bodegassangregorio.com

Bodegas Virgen del Mar y de la Cuesta
Ctra. Monasterio de Piedra, s/n
50219 Munébrega. Zaragoza
Tel. 976 895 071
Fax 976 895 071
www.castillodemaluenda.com

Bodegas Guerrero Sebastián
Ctra. Daroca, 6
50347 Acered. Zaragoza
Tel. 976 896 704
Fax 976 896 704
www.bodegasguerrerosebastian.com

Bodegas Virgen de la Sierra
Avda. de la Cooperativa 21-23
50310 Villarroya de la Sierra. Zaragoza
Tel. 976 899 015
Fax 976 899 132
www.bodegavirgendelasierra.com

Bodegas Agustín Cubero
Polígono la Charluca, nave 1
50300 Calatayud. Zaragoza
Tel. 976 892 332
Fax 976 887 512
www.bodegascubero.com

Bodegas y Viñedos del Jalón
Avda. José Antonio, 61
50340 Maluenda. Zaragoza
Tel. 976 893 017
Fax 976 546 969
www.castilodemaluenda.com

Bodegas Esteban Castejón
C. Portada 13
50236 Ibdes. Zaragoza
Tel. 976 848 031
Fax 976 848 031
www.bodegasesteban.es

Bodegas Valdepablo
Camino de Calatayud, s/n
50293 Terrer. Zaragoza
Tel. 976 898 400
Fax 976 898 401
www.valdepablo.com

Bodegas Lugus
El Charquillo s/n
50300 Calatayud. Zaragoza
Tel. 976 880 448
Fax 976 880 448
www.luguswines.com

Bodegas Augusta Bilbilis
Carramiedes, s/n
50331 Mara. Zaragoza
Tel. 976 892 440
www.bodegasaugustabilbilis.com

Bodegas Ateca
Carretera Nacional II, km 221
50220 Ateca. Zaragoza
Tel. 661 419 719
www.gilfamily.es

Bodega Colás Viticultores
Lanuza 28
50230 Alhama de Aragón. Zaragoza
Tel. 976 840 062

Bodegas San Isidro
Avda. José Antonio, 61
50340 Maluenda. Zaragoza
Tel. 976 893 027
Fax 976 546 969
www.castillodemaluenda.com

Las añadas

Regulares: 1997.

Buenas: 1991, 1992, 1995, 1998, 1999, 2002, 2006.

Muy buenas:  1990, 1993, 1994, 1996, 2000, 2001, 2003, 2004, 2007, 2008, 2009.

Excelentes: 2005, 2010, 2011, 2012.

Documentación